En Caquetá solo hay un banco de sangre.

Es por esto que en los últimos días han sido varias las emergencias que se han vivido con algunos pacientes en centros asistenciales de la ciudad de Florencia por falta de sangre. La mayor preocupación es el incremento de accidentes de tránsito donde resultan pacientes con politraumatismos por lo que requieren trasfunciones sanguíneas de inmediato.

“Es muy importante dar a conocer la problemática que estamos viviendo en los principales centros asistenciales del departamento por la escases que tenemos de sangre, hay pacientes que se nos están complicando porque no contamos con el preciado líquido para suministrarle al momento que sea necesario. El incremento de accidentes de tránsito ha provocado que las víctimas sufran diferentes politraumatismos o heridas abiertas que hacen que el cuerpo pierda sangre y cuando son ingresados a una sal de urgencias, nos toca hacer transfusiones sanguíneas, es ahí donde comienza el problema porque muchas veces toca comenzar a buscar donantes para suplir la necesidad” dijo el médico Camilo Díaz, subdirector científico del hospital María Inmaculada.

El médico cirujano, extendió el llamado a los caqueteños a que se acerquen el hospital María Inmaculada y se conviertan en donantes de sangre y hagan que una vida se pueda salvar. En el banco de sangre del hospital departamental se está recibiendo cualquier tipo de sangre, pero el más necesario son los tipos negativos.

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios