Un bebé recién nacido requiere una cirugía de corazón con urgencia, sin embargo, la familia del menor denuncia negligencia adminisrtrativa y retraso en la tramitología.

Dyla Muñoz es un bebé de 9 días que nacido que permanece hospitalizado en la UCI Neonatal del hospital Universitario de Neiva.

Su madre Angi Paola asegura que la vida de su hijo está en las manos de la Eps que no ha ofrecido el tratamiento que requiere el pequeño.

La mujer oriunda del corregimiento de Bruselas, Pitalito explica que su hijo tiene como diagnóstico estenosis valvular, pulmonar severa con insuficiencia grado 2.

“El hospital ha enviado correos electrónicos solicitando a Comparta de manera reiterativa, que se requiere un especialista cardivascular porque mi hijo requiere la cirugía porque no tiene desarrollada la valvula pulmonar”.

La madre desesperada busca que su pequeño sea trasladado lo antes posible a medilaser.

“Yo se que allá en Medilaser tienen el servicio de Cardiología pero la Eps no tiene convenio, por tanto no me lo reciben”.

 

 

Comentarios