Alejandro Serna Serna

El liderazgo femenino viene dejando huella en la historia y en la construcción colectiva de país y de departamento. Es por ello que dedico el presente escrito a una mujer, pese a no ser oriunda del Huila, ha sembrado en el corazón de centenares de niños y jóvenes huilenses, el amor por la riqueza cultural a nivel local e internacional, divulgando el folclor como patrimonio cultural de la región y me refiero a Sonia Gómez Villamizar.

Esta Licenciada en Educación Física desde muy joven se abrió espacio en el arte folclórico de las danzas, labor que ha venido consolidando y materializando desde diversos escenarios como: Docente catedrática de la Universidad Surcolombiana, folclorista y gestora cultural, Coordinadora de Reinas en el Festival del Bambuco, Consejera Departamental de Danzas, Directora del Ballet Folclórico Internacional y también como propietaria de la Escuela de Ballet y Academia huilense de Danzas que lleva su nombre.

Numerosos han sido los actos y certámenes de los cuales ella ha logrado llevar a sus pupilos, incentivándolos y demostrándoles que por medio del arte es posible traspasar fronteras, así como lo ha hecho en más de 20 países de América y Europa, llevando en alto nuestra bandera del Huila por medio de las danzas.

Esta prestigiosa folclorista completó 20 años de trayectoria profesional y de gestión cultural, en donde recientemente le fue reconocida su ardua labor por parte del órgano legislativo de nuestro país, producto de la iniciativa del Senador Rodrigo Villalba, confiriéndole a Sonia Gómez la “Orden del Congreso de Colombia en el Grado de Caballero” en beneficio del arte y la cultura colombiana.

Como lo he manifestado en anteriores escritos, por medio de las artes y de la cultura se construye neivanidad y huilensidad, partiendo de conocer nuestra identidad y nuestros arraigos, lo cual genera sentido de pertenencia y amor por nuestra tierra. De ahí, que hay que apostarle a que Neiva sea la capital Bambuquera de América y el departamento del Huila sea una fuente nacional de folclor, pensando ya en la creación de una Academia de Danzas pública para bailarinas y parejos, con financiación y recursos del estado con miras de proyectar a nuestro terruño a nivel nacional e internacional.

Debemos propender por mantener nuestras tradiciones culturales, que son en esencia la forma de contar nuestra historia, nuestra idiosincrasia y costumbres que hacen parte de nuestro ADN huilense. Coincido con este tipo de reconocimientos y condecoraciones, ojalá se les otorgue a muchas más personas que se ponen la camiseta por las diversas artes, para que se dignifique de una vez por todas el trabajo de todos los gestores culturales, motivando así, a que existan muchas más personas que como Sonia Gómez, que le han metido el alma, vida y sombrero a la cultura en nuestro departamento del Huila.

Comentarios