Cristián Muñoz. y Juan Diego Galvis Lombo, neivanos asesinados en Brasil.

Dos jóvenes neivanos fueron asesinados a bala en una favela de la ciudad de Porto Alegre, en Brasil. Sus familias piden a las autoridades colombianas colaboración para la repatriación de los cuerpos.

Se trata de Cristián Muñoz y  Juan Diego Galvis Lombo, de 26 años de edad, quienes  se habían radicado en la ciudad brasileña desde hace algún tiempo, donde se conocieron y se hicieron amigos.

Cristián, era Licenciado en Educación Física de la Universidad Surcolombiana y en años anteriores se había desempeñado como docente en colegios como Yumanitos y Anglocanadiense de Neiva.

Por su parte, Juan Diego Galvis, nació en Planadas, Tolima pero vivió la casi toda su vida en el barrio Loma de la Cruz de Neiva y era egresado del Colegio Santa Librada. Ante las necesidades económicas y la falta de empleo decidió viajar en noviembre del año 2018 a Brasil en busca de mejores oportunidades, donde según su familia trabajaba como cobrador de dinero.

El homicidio

Los neivanos fueron encontrados con varias heridas de bala, la madrugada de ayer en una favela de la ciudad de Porto Alegre, sin sus pertenencias. Según se pudo establecer Cristián falleció en el lugar de los hechos, mientras Juan Diego, alcanzó a ser auxiliado y trasladado a un hospital donde posteriormente falleció.

“No sabemos que paso en realidad, lo único me dijeron en que Diego, salió de trabajar y salió anoche con Cristian, no se sabe a qué y los encontraron por la mañana en una favela muy peligrosa sin nada, sin celulares, sin papeles sin nada, pero después las cosas las encontraron tiradas… se confirmó que eran ellos porque la novia de Cristián que vive allá los reconoció”, contó María Fernanda Morales, prima de Juan Diego.

Sin embargo, se desconoce con claridad las causas y los hechos que rodearon el homicidio de los dos jóvenes neivanos.

Ayuda para repatriarlos

Sumado al dolor por el fallecimiento de sus seres queridos, las familias de los jóvenes se tienen que enfrentar al costoso y difícil proceso para trasladar los cuerpos hasta territorio huilense, para darles cristiana sepultura; por lo que piden la colaboración de las autoridades competentes.

“Nosotros necesitamos que nos ayuden a traerlos, nosotros estamos acá y no sabemos qué hace; ni los papas de Cristian, ni mi familia tenemos los recursos para viajar y es un proceso muy costoso y complicado. Por eso necesitamos ayuda de la Gobernación, la Cancillería o a quien corresponda”, expresó abrumada María Fernanda.

 

Fotos suministradas

 

 

Comentarios