Una desafortunada tragedia vive una familia laboyana, luego de que un bebé de tan solo 22 meses, se ahora en un lago de peces en la vereda El Guamal, del corregimiento Regueros de Pitalito.

Al parecer, todo obedeció a un desafortunado accidente, pues bastaron unos pocos minutos para que se presentara el trágico hecho, así lo señaló el coronel Juan Carlos Restrepo, comandante de la Policía Huila.

“Desafortunadamente un niño de 22 meses fallece por inmersión en la vereda El Guamal, según lo que manifiestan los padres, ellos habían salido a entrar un ternero en una finca ganadera y cuando regresaron en aproximadamente 15 minutos,  no encontraban el niño”, señaló.

y agregó que, “al buscarlo alrededor de la casa lo encuentran en un lago que ellos tienen allá, un lago piscícola, desafortunadamente el niño ya no tenía signos vitales cuando fue trasladado a un centro asistencial del municipio de Pitalito”.

El cuerpo del meno fue trasladado a Medicina Legal en Pitalito y sus familiares están a la espera de que les sea entregado, para darle cristiana sepultura.

 

Foto: La Voz de la Región

Comentarios