Todo es hoy celebración para los hinchas del Barcelona, luego que el equipo azulgrana conquistara el 26º título de Liga de su historia ayer al derrotar 1-0 al Levante en el Camp Nou con un gol de su leyenda Lionel Messi. El delantero argentino tuvo que ingresar en el segundo tiempo y marcar el tanto de la victoria con el que los azulgranas lograron un nuevo título.

En la 35ª jornada, el argentino fue suplente con vistas al inicio de las semifinales de Champions, el miércoles ante el Liverpool. En el campo tras el descanso, el cinco veces Balón de Oro ofreció el título a su equipo con un disparo cruzado en el minuto 62, dando el primer paso para el triplete (Liga-Copa-Copa de Europa).

Fue un partido bastante difícil para los culés, que en el primer tiempo no encontraron la vía para acabar con la portería que defendía Aitor Fernández. Lo intentó Luis Suárez, Arturo Viudal y Coutinho en el primer tiempo, pero siempre encontraron al arquero del Levante o el palo para impedir el triunfo. Pero en el segundo tiempo entró el capitán al terreno de juego. Ernesto Valverde lo mandó con la responsabilidad de ser el líder del ataque y así lo hizo. Aunque Levante buscó sacarle el título del bolsillo a los culés, la mala definición no les permitió hacerle daño al pórtico de Ter Stegen.

Barcelona alcanzó así la octava liga de los últimos once años, una hegemonía que ha coincidido con la aparición en el fútbol de Lionel Messi. Con el título en Liga y finalista en la Copa del Rey, el equipo español ya puede fijar la mira en las semifinales de la Liga de Campeones que tendrá contra el Liverpool. El miércoles, en el Camp Nou, será la primera parada para continuar soñando con el triplete.

Comentarios

comentarios