El Tribunal Superior de Neiva confirmó la sentencia absolutoria a favor del ex policía Wilson Díaz Rodríguez, quien había sido acusado de participar en el secuestro del ganadero Agustín González Medina.

“Se vieron obligados, psicológica y físicamente a prestar su colaboración…se teje un manto de duda sobre el señalamiento de haber tomado parte en el hecho”, sentenció el Tribunal Superior de Neiva al confirmar la sentencia absolutoria del ex policía Wilson Díaz Rodríguez y los campesinos Marco Fidel Astudillo y Jesús Olmedo Ruiz Gómez en el secuestro del ganadero Agustín González Medina, en enero de 2011.

La decisión fue adoptada por los magistrados de la Sala Primera de Decisión Penal de la Alta Corporación, al dejar en firme el fallo de primera instancia del Juzgado Segundo Penal Especializado de Neiva con Funciones de Conocimiento.

El ex uniformado Díaz Rodríguez y los labriegos Astudillo y Ruiz, fueron acusados de haber participado en el secuestro del ganadero González Medina, de 82 años de edad, cuando llegaba a su finca Villa Claudia en el municipio de Pitalito, organizado y perpetrado por el entonces frente 13  de las Farc, a las 2:30 de la tarde del 6 de enero de 2011.

Las investigaciones y declaraciones de la víctima, señalan que Astudillo llevaba los alimentos al lugar de cautiverio. “Nos llevó una olla con arroz… llevó un caballo y me dijo hasta aquí lo traigo…”.

Sobre la supuesta participación de Ruiz Gómez en el plagio y quien vive en la vereda La Primavera, un desmovilizado de las Farc, manifestó a las autoridades que “prestó una yegua para transportarlo y abastecía de remesa a la guerrilla”.

“El policía se comunicó entre el 2 de enero y el 8 de febrero con alias ‘Fredy’ y con alias ‘Alex’, quienes perpetraron el plagio”, explicó la fuente a las Fiscalía.

 

‘Obligados a colaborar’

La presencia de las Farc en la región, que atemorizaba a los campesinos y que no les permitía actuar libremente “sino que eran producto del ejercicio del poder intimidante que aquellos grupos armados realizaban sobre las personas”, fue lo que llevó a Astudillo y Ruiz a colaborarles con el secuestrado.

Recordaron los togados que la misma víctima, Agustín González, manifestó que la guerrilla era la que imperaba en la región “la situación social del año 2011 era muy complicada porque la guerrilla obligaba a los campesinos a hacer cualquier cosa de vez en cuando y ellos tenían que hacer caso si no querían tener de enemigos a esas personas”.

Astudillo, agricultor y arriero, fue obligado por el grupo de secuestradores del ganadero a que les prestara la yegua y sirviera de guía para abandonar la región con el secuestrado. Minutos después fue amenazado de muerte si contaba lo sucedido. “En la boca esta su vida”, fue la intimidación que le hicieron.

Los magistrados señalaron que al campesino le asiste el temor fundado, recordando además que el papá del campesino fue asesinado por la misma guerrilla “por no hacerles caso”.

 

Condecoraciones

Sobre la ausencia de responsabilidad del ex policía Díaz Rodríguez en el secuestro del ganadero González Medina, los magistrados señalaron que la Fiscalía no logró derrumbar la presunción de inocencia del acusado.

Agregaron que para la Fiscalía fue “sospechoso” que el entonces policía que laboraba en el municipio de Palestina, fuera a las instalaciones de la Policía en el municipio de Pitalito a preguntar por la surte de un informante del Gaula, desmovilizado de las Farc, quien había dado información sobre el secuestro del ganadero Agustín González.

Díaz Rodríguez a través de alias ‘Fredy’ se enteró que el comerciante había sido asesinado en la ciudad de Cali. La Fiscalía además entregó un reporte de cruces de llamadas de alias ‘Fredy’ y ‘Toño’, señalados de participar en el secuestro.

Los magistrados indicaron que “esas solas circunstancias no resultan probatoriamente suficientes para derruir la presunción de inocencia”, al explicar que no lograron demostrar la responsabilidad del investigado en el hecho.

Sobre el informe de las llamadas, sostuvieron los togados que se entregó fue la cantidad de llamadas “más no revelan el tipo de conversaciones que destaquen algún vínculo con la conducta criminal…”.

El ex policía sostuvo que las llamadas a ‘Fredy’ eran porque él era su informante y le había dado a conocer varios hechos delictuales.  “’Fredy colaboró en varios casos de fleteo con resultados positivos”, dijo uno de los compañeros policiales del ex uniformado.

Los magistrados destacaron la hoja de vida del Díaz Rodríguez en la Policía “se observa un conjunto de felicitaciones y condecoraciones, algunas de ellas inclusive, por combatir a los grupos subversivos…no registra anotaciones de algún tipo de sanciones”.

Comentarios