A propósito de un lamentable caso de envenenamiento masivo de mascotas registrado en Pereira  esta semana, veterinarios nos dicen cómo podemos auxiliar a nuestra mascota en caso de que esto ocurra.

Con cierta frecuencia nos enteramos de noticias lamentables sobre la muerte de caninos y felinos por esta causa, por eso en esta oportunidad, especialistas nos explican cómo podemos auxiliar a nuestra mascota en caso de que haya ingerido alguna sustancia tóxica.

Como todos los accidentes que ocurren en la vida, uno de los más terribles es el envenenamiento de nuestra mascota ya sea de forma accidental o provocada. Por lo que resulta de vital importancia estar informado acerca de las causas y síntomas de envenenamiento, así como tener un conocimiento básico de primeros auxilios para prestar la primera asistencia a tu perro o gato, antes de acudir al veterinario.

Qué hacer con mi perro

Existen varios síntomas que se presentan en prácticamente todos los casos de intoxicación. Cuando un perro sufre un envenenamiento, es frecuente que comience a mostrar un comportamiento extraño (cansancio, desorientación, arritmias…). A menudo, salivará de manera excesiva y vomitará espuma blanca o amarilla o incluso presentará vómitos con sangre y sustancias extrañas. El color de las encías y la lengua se tornará blanco o amoratado y presentará temblores y convulsiones.

Si tu perro sufre una intoxicación, acude inmediatamente al veterinario. En caso de que conozcas la sustancia tóxica, lleva una muestra o etiqueta. Esto facilitará el diagnóstico.

Si la ingestión es reciente, es posible que aún queden restos en su estómago. El método más eficaz para eliminarlos es mediante la provocación del vómito o un lavado gástrico. Esta operación debe realizarla el veterinario, quien también le administrará sueros y la medicación pertinente.

Puede ser que tu primera reacción sea tratar de inducirle el vómito. Sin embargo, es recomendable que consultes primero a tu veterinario, ya que esta acción puede resultar peligrosa. Por ejemplo, no es conveniente inducirlo: si tu perro ya ha vomitado, si está inconsciente, si sufre convulsiones o dificultad respiratoria, si se ha tragado un producto de limpieza o derivado del petróleo o si se ha tragado un objeto cortante.

Algunos pasos a seguir, mientras esperamos la llegada del veterinario: Evite recurrir a remedios caseros como darle de beber aceite, lo que sí servirá es poner un buen puñado de sal bajo la lengua a tu mascota  para inducirla al vómito. El mismo efecto conseguirás si le das dos cucharadas de agua oxigenada.

Y si el gato está  intoxicado

“La curiosidad mató al gato”. Seguro que habrás escuchado o utilizado esta frase miles de veces y como casi todas las expresiones populares está fundamentada en la verdad.

En la mayor parte de las ocasiones estas desafortunadas intoxicaciones en felinos suelen ocurrir dentro del propio hogar y la razón fundamental es que estamos rodeados de productos químicos de uso diario, como por ejemplo legías, jabones, champús, alimentos e incluso de plantas que contienen enzimas tóxicas que nuestro minino no es capaz de metabolizar.

Algunos de los principales síntomas de un gato envenado son: salivación excesiva o aparición de espuma en la boca, pupilas dilatadas, dificultad para respirar, vómitos y diarreas acompañadas de sangrado, estornudos y tos, convulsiones, temblores o espasmos musculares involuntarios.

La mejor manera de proporcionar nuestra ayuda o de practicarle los primeros auxilios a nuestro minino, dependerán en gran medida, de la sustancia y cantidad ingerida. Algunos pasos a seguir, mientras esperamos la llegada del veterinario:

No darle remedios caseros. Es decir, ni leche ni aceites, si no sabemos con seguridad qué ha provocado la intoxicación. En todo caso, darle agua corriente o agua salina, si el especialista así lo prescribe.

Inducirle el vómito se puede siempre y cuando la sustancia tóxica no sea corrosiva, no esté contraindicado por el veterinario y si esta solución sirve para ayudarle a reducir el avance y la absorción del veneno.

Cómo educar a mi mascota

Con una educación muy sencilla y tomando ciertas precauciones básicas, conseguiremos resguardar la vida de nuestro perro o gato. Ya que también los restos de alimentos en descomposición pueden provocarle la muerte así como los venenos.

* No hay que darle comida entre sus horas de comida a nuestra mascota.

*Los peludos siempre debe comer a la misma hora y en el mismo lugar.

*Si estamos almorzando o si solo estamos sentados en la mesa no debemos ofrecerle comida, porque de esta manera dejara el hábito de mendigar.

* Pedirle  a nuestros  amigos o invitados que no le ofrezcan golosinas a tu perro. Al momento que intente recibirla rétalo enérgicamente usando la palabra ¡No! Él sólo debe recibir premio de tu mano.

* Cuando saques a pasear a tu perro debe hacerlo con la cabeza levantada y no olfateando el suelo. No dejarle comer alimentos abandonados durante sus paseos.

Comentarios