Fabián Torres es el director ejecutivo de Corposanpedro.

En mes y medio se abre el telón de la versión 59 del Festival Folclórico, Reinado Nacional del Bambuco y Muestra Internacional del Folclor, cuya organización y desarrollo estará a cargo, en gran parte, de Corposanpedro, una entidad del resorte de la Administración Departamental que viene haciendo esa labor desde el año 2015.

En este diálogo con LA NACIÓN, el director ejecutivo de Corposanpedro, Fabián Torres, habla de las novedades que tendrán las festividades, pero también del futuro de la corporación.

 

¿Qué novedades tendrán las próximas fiestas del San Pedro?

Muchas. Hemos hecho varias alianzas que potenciarán el desarrollo de las fiestas. Una de ellas es la que hicimos con la universidad Cooperativa de Colombia, que entregará becas para las reinas, cederá sus sedes para el desarrollo de algunas actividades propias del festival y creará la Escuela Nacional del Sanjuanero Huilense. Vamos a recuperar el San Pedrito en Bogotá. La gente lo estaba reclamando y volverá esa fiesta huilense. Será en el restaurante Andrés Carne de Res, que se vincula a través de una alianza con la Corporación en el centro comercial El Retiro el 8 de junio. El mismo restaurante va a venir a darle más categoría al almuerzo real con las candidatas al Reinado Nacional del Bambuco. Otra novedad es el gran festival de orquestas; hemos podido encontrar la manera de financiarlo, a través de una alianza con los empresarios de Garzón Eventos. Vamos a desarrollar ese festival con cinco orquestas locales, pero además de otros cinco músicos locales. Vamos a traer dos artistas nacionales y uno internacional. Uno de ellos es Luis Felipe González, el creador del sanjuanero versión tropical que es el que todo el mundo baila en las discotecas. También traeremos a Dinkol Arroyo, hijo del Joe Arroyo.

 

Se ha anunciado que la Alcaldía de Neiva y la Gobernación irán juntas para las festividades, ¿Qué significa eso?

Tengo que decirlo con mucho orgullo que la corporación en un acuerdo que hace con la Secretaría de Cultura Municipal, la Alcaldía y la Gobernación está comercializando de forma unificada el festival tanto municipal como departamental. No estamos operando las fiestas municipales, es una de las cosas que quiero aclarar. No estamos desarrollando las actividades de ellos, solamente, estamos comercializando, en un negocio de beneficio mutuo y compartido. Los clientes se habían incomodado con tener una doble negociación. Ahora hay un solo interlocutor que nos permite a nosotros mejorar las condiciones de negocio y de recaudo. Nosotros en la corporación hemos dicho que la comercialización o el recurso privado tiene que ir para los servicios logísticos y operativos, y con los recursos públicos se paga a los gestores culturales.

 

¿Qué va a pasar en las próximas fiestas con el desfile de bienvenida a las candidatas al Reinado Nacional del Bambuco, el desfile acuático y el desfile en traje de baño?

Continuarán como ha sido costumbre. Hubo un año en que no se realizaron dos de ellos y otro se hizo fuera de la ciudad de Neiva. El desfile de bienvenida será el jueves 28 de junio, a partir de las tres de la tarde y tendrá la ruta que ya todos conocemos: inicia en el parque El Caracolí y va hasta un tramo principal de la avenida Inés García Durán. También tendremos el desfile acuático que se hará por el río Magdalena el día sábado 29 de junio, a partir de las 9 de la mañana, en la misma ruta tradicional del puerto de Las Damas hasta el puerto El Caracolí, ida y regreso. Y por supuesto, el desfile en traje de baño de las candidatas, que también se realizará el sábado 29 de junio en las instalaciones del Club Campestre de Neiva.

 

¿Qué opinión tiene Corposanpedro de la ruta de los desfiles?

En un principio se dijo que la ruta iba por la avenida Inés García Durán y después a través de unas conversaciones que hemos hecho con el señor Alcalde, la ruta vuelve a la Circunvalar, pero vuelve en otras condiciones, la principal de ellas, es que toda la avenida Circunvalar desde El Caracolí hasta la carrera Segunda va a estar despejada de vallas y de tarimas, qué quiere decir eso, que si ustedes recuerdan el sentido sur-norte de la Circunvalar, siempre, se instalaban las graderías que incomodaban no sólo al comerciante –que tenía su establecimiento y veía impedido su negocio porque abría la puerta y se encontraba con una tarima– sino a la gente misma porque no tenía donde sentarse y el túnel de árboles que hay sobre la avenida estaba al servicio de estas estructuras. Para este año no hay estructuras. Vamos a tener más de 18 cuadras totalmente despejadas para el libre acceso de la comunidad, el espacio público para el servicio del pueblo. Lo otro: las tarimas y las graderías no es que desaparezcan del festival, aparecerán reubicadas en otros lugares, por ejemplo, sobre el andén del Malecón. Van a haber unas tarimas y graderías con unas dimensiones totalmente diferentes, más pequeñas. En el primer tramo de la Inés García Durán, sobre el sardinel de la avenida, van a estar otros palcos.

 

A mes y medio de las fiestas, ¿Cómo va la comercialización?

Muy bien. Con la alianza que hicimos con la Alcaldía, nos ha permitido renegociar los patrocinios con mejor maniobralidad a la hora de comercializar el festival. La meta que tenemos este año es de $2 mil millones. Estamos ya sobrepasando el 50% de esta meta y esperamos al mes de junio tener completo el propósito.

 

¿Cómo está hoy administrativa y financieramente Corposanpedro?

Mejor. Para nadie es un secreto y sería irresponsable de mi parte decir que estamos volando o con la crisis superada, pero hemos venido haciendo un repunte importante los dos últimos años. En el 2015, todos recuerdan que la corporación tuvo un problema financiero que la dejó sin recursos de operación propios y con un déficit que alcanzaba los casi $500 millones. Para el 2016, cuando llegamos nosotros a la corporación, la encontramos debilitada con un problema de imagen fuerte porque había incumplimiento en los pagos. En ese año tuvimos la mala fortuna que hubo un festival que se planificó mal en lo financiero y también nos faltó recursos; se cumplieron las metas de comercialización, pero eso no alcanzó. El déficit se incrementó a $1.600 millones, pero hoy en día ese déficit sólo está en $900 millones, de los cuales sólo 340 hacen parte de cartera por pagar. Hemos pagado más de $1.200 millones. La meta de este año es ponernos al día con la cartera por pagar, dejar las cuentas por pagar en ceros y sólo concentrarnos en la recuperación del capital social.

 

En octubre se elige un nuevo Gobernador y entrará a definir el futuro de Corposanpedro, ¿Debe continuar?

La corporación es necesaria, independientemente de quien esté al frente de ella. Eso es algo que siempre he dicho y lo voy a decir porque es el modelo ideal con el que funcionan todos los festivales en Colombia. Hoy en día nos miran de tú a tú, de igual a igual, con cualquier fiesta en el contexto nacional. Hemos sido invitados a compartir escenarios con los directores de la Feria de Las Flores, del Carnaval de Negros y Blancos, del Carnaval de Barranquilla y todos coinciden en lo mismo. Es el modelo con mayores herramientas. Yo recomendaría que la fortalecieran, que le brinden herramientas, que le den más músculos para operar. No es fácil operar un festival sino se tienen las condiciones públicas y políticas para hacerlo. Si usted va a Cali a hacer un evento todo está centrado con Corpocali. Si un empresario quiere hacer un concierto tiene que ir a Corpocali, pero qué es lo bueno de esto: que la Alcaldía de Cali no invierte plata en sus ferias porque la corporación le garantiza la financiación completa de sus fiestas. Nosotros, por ejemplo, en algún momento le dijimos al señor Alcalde que presentara un proyecto de acuerdo para que Corposanpedro fuera la que operara el espacio público en temporada.

 

¿Y hasta dónde piensa llevar el debate sobre la necesidad de mantener Corposanpedro?

Nosotros desde la corporación estamos liderando para el mes de agosto un gran foro público. Es un foro al que queremos invitar a todos los ciudadanos, pero en el que van a estar presentes, principalmente, el sector cultural, los medios de comunicación y los patrocinadores, personas que han hecho parte del festival en otros tiempos y por supuesto, quienes estamos dirigiendo la fiestas desde hace tres años para mostrar una radiografía de lo que han sido las fiestas, su evolución, su crecimiento, en donde estamos hoy en día y a donde tenemos que llegar. Allí pensamos invitar a todos los candidatos a Alcaldía, Gobernación, Asamblea y Concejo para que tengan en cuenta esos argumentos y cuando se posesionen quienes queden electos, puedan liderar ellos mismos una política pública que beneficie no a la corporación, sino a la ciudad, al departamento y a las mismas fiestas.

 

Frente a otras regiones del país en donde existe esta figura de las corporaciones que manejan las festividades, ¿Cómo está Corposanpedro?

Es interesante ese punto porque fíjese en algo, existen otras fiestas importantes en Colombia pero no somos punto de comparación. Primero por la idiosincrasia y por el enfoque y tipo de fiesta. Nosotros no somos un carnaval, entonces, difícilmente podemos compararnos con un carnaval como el de Barranquilla; no tiene nada que ver un carnaval con una fiesta folclórica. Nosotros no somos una feria como lo es Cali o Medellín con la de las flores, tampoco un carnaval como el de Negros y Blancos. Si tuviéramos que comparar lo haríamos con los festivales folclóricos del Tolima que son en Ibagué o El Espinal. La principal diferencia es el enfoque. Segundo, los niveles de recursos que ellos manejan: Barranquilla trabaja con $25 mil millones, Cali con $15 mil millones, Pasto con $16 mil millones. Nosotros somos uno de los festivales que mueve más de 10 mil artistas al año, que convoca a casi 200 mil turistas, Neiva el último fin de semana congrega cerca de un millón de personas, entre turistas, huilenses que hacen retorno; y movilizar más de 10 mil artistas no es tan fácil con tan solo $5 mil millones.

 

La pregunta del millón, ¿Por qué los medios nacionales no hacen un gran cubrimiento de nuestras fiestas?

Es fácil decirlo: Neiva no es una ciudad epicentro de indicadores de medición de rating de sintonía, mientras que Cali, Barranquilla y Cartagena sí. Cuando a Neiva la pongan como una ciudad capital del surcolombiano donde se hagan este tipo de encuestas, los canales privados van a llegar sin necesidad de que los invitemos porque les interesa. Sin embargo, con un esfuerzo enorme, nosotros llegamos a más de 40 medios de comunicación nacional. Hemos cambiado la estrategia de difusión, lo que ha permitido posicionarnos. Hemos traído medios a Neiva a cubrir los festivales con los recursos de los patrocinios que conseguimos. Para este año una de las novedades también es que se harán producciones en vivo de canales privados; el año pasado estuvo el Canal 1; este año viene el canal RCN con su programa El Desayuno a hacer dos directos desde el mismo festival, sin costo alguno, sólo con gestión, buscando patrocinadores que solventen algunos gastos que tienen ellos pero sin invertir recursos del Festival y menos del recurso público.

 

¿Qué tanto ha servido la estrategia ‘Huila un Paraíso por Descubrir’ para atraer más visitantes a las festividades?

Mucho. Nosotros estamos aliados y articulados con la estrategia de promoción del departamento que es ‘Huila un Paraíso por Descubrir’. Si ustedes ven todo lo que nosotros publicitamos a nivel impreso, el vídeo institucional, lo hacemos también con la marca Huila. Todos tenemos que ir en el mismo sentido. Esta marca se ha encargado, a través de sus propias estrategias de difusión y sus campañas de publicidad, de dar a conocer el departamento y sus atractivos. El festival es un atractivo turístico, Neiva y el Huila son el destino.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios