Diana Patricia Hernández, dormía en la parte exterior de una vivienda cuando fue salvajemente atacada. En el piso quedaron los rastros del fuego. Fotos Sergio Reyes.

Diana Patricia Hernández una mujer neivana de 35 años de edad, habitante de calle, solo pudo sacarse la ropa y gritar desesperadamente al verse de un momento a otro prendida en llamas.

El muy desafortunado episodio le ocurrió en horas de la madrugada de ayer lunes, en la calle 15 entre carrera 3 y 4 de Neiva, cuando aprovechó la parte externa de una vivienda para poner un pedazo de cartón y echarse a dormir. La mujer, le indicaría minutos después a una patrulla de la Policía que la asistió, que le habían rociado un líquido para quemarla. Señaló al conductor de un taxi quien tras atacarla desapareció del lugar.

Los Agentes la ingresaron de inmediato a la Unidad de Urgencias del Hospital Universitario, donde le atendieron las quemaduras de grado II en los glúteos y piernas que le produjo tal hecho.

Al parecer, tal conducta contra la habitante de calle se habría desatado por tratar de sacarla de ese lugar. Vecinos aseguran que algunas de estas personas están generando malestar en ese sector. “Dejan sus heces, hasta condones se han encontrado”. Sin embargo, quien haya sido el responsable, no tuvo en cuenta las consecuencias de este terrible acto hacia un ser humano.

Cristian Andrés Gómez, coordinador de Urgencias del Hospital Universitario de Neiva, informó que un 30 a 36% de la superficie corporal total de Diana Patricia Hernández sufrió lesiones por quemaduras. “A la paciente se le dio manejo inicial con analgesia requerida, tratamiento multidisciplinario, en este momento está en quirófano con trabajo de cirugía plástica, y se encuentra estable”, manifestó el Profesional.

Según se conoció, Diana Patricia deambula por todo el sector de la estación del antiguo ferrocarril y el hospital, ese es su territorio de pedir, de trabajar, de recolectar residuos inorgánicos y de estadía frecuente.

Extrañamente, el ataque del que fue víctima ocurrió en zona diferente a la de ella. Se podría pensar que se haya tratado de barreras invisibles existentes entre esta misma población de calle.

 

Pasará a la Fiscalía

Para las autoridades, el caso va por otro rumbo. El coronel Cesar Buitrago, comandante (e) de la Policía Metropolitana de Neiva reportó que no fue posible la captura en flagrancia del responsable de este caso, pero se tiene identificada la placa de un vehículo tipo taxi que estaría involucrado.

“Ya hay una entrevista a la persona afectada, ella hace unos señalamientos. No vamos a permitir que esto se dé, incluso con ellos, son seres humanos, tenemos que protegerlos, entender su condición, les pido a todos que no lleguen a esos extremos, es cierto que generan en cierto modo incomodidad pero no podemos llegar al punto máximo de la intolerancia”, dijo el Oficial.

Añadió que el caso pasaría a investigación por parte de la Fiscalía, y están a la espera de las órdenes de captura que puedan resultar, pues el hecho es calificado como tentativa de homicidio.

Parte de la ropa y los zapatos quemados de la mujer. Un taxista estaría involucrado.

Apoyo a Diana

El Programa Casa de Apoyo al Habitante de Calle, de la Administración Municipal, activó la ruta de atención a la habitante de calle que sufrió este inusual ataque. La coordinadora Tulia Inés Cantillo Álvarez, hizo mención que hasta ayer no había sido posible entrevistarse directamente con Diana Patricia debido a que ella se encontraba en UCI en trabajo de estabilización por parte del personal médico, pero esperan hoy a primera hora hacer la visita correspondiente cuando sea remitida a piso.

Según la Coordinadora del Programa, la habitante de calle no tiene documentos de identificación, así que se le ayudará a gestionar la copia de cédula con la Registraduría, para que pueda seguir recibiendo sus servicios en salud. Así mismo, trabajan para tratar de acercarse a la familia de la mujer, por medio de su esposo, también habitante de calle.

De acuerdo a Tulia Inés Cantillo, la base de datos alimentada a través de las brigadas y las jornadas ‘Rescatando vidas’ que se han extendido a algunas comunas de la ciudad, da cuenta de unos 410 habitantes de calle que deambulan en Neiva. En comunas como la 10, 9, 1, y el corregimiento El Caguán, hay alta presencia de habitante de calle.

Para la Coordinadora, el caso particular podría ser intolerancia por parte de los vecinos de este sector, lo que le parece extraño porque nunca habría ocurrido esta clase de hechos, y sería la primera vez en los cuatro años que lleva coordinando el Programa.

“El año pasado se presentó un caso de accidentalidad donde un bus cogió a un habitante de calle que no era consumidor de alucinógenos sino adicto al alcohol, era de los famosos llamados chirrincheros. Este año ya van dos casos, el de uno que apareció apuñalado, y este caso que parece ser por intolerancia”, afirmó la señora Cantillo.

“Hay muchos reportes de parte de la comunidad a nuestro programa y a la Policía, pero vamos y hablamos con estas personas y tratamos de manejar la situación, pero nunca la comunidad agrede directamente al habitante de calle, por eso estamos extrañados. No es recurrente las agresiones al habitante de calle en Neiva”, mencionó.

Destacó que lo importante ahora es aprovechar este desafortunado episodio para poder convencer a Diana Patricia a que ingrese a un centro de rehabilitación donde logre dejar las calles.

Comentarios