Javier Esteban Polanía, acusado del delito de feminicidio agravado

Sin piso quedó la ‘negociación’ de la pena a la que llegó con la Fiscalía, el joven enfermero Javier Esteban Polanía, acusado del delito de feminicidio, tras el asesinato de su ex novia,  la jefe de enfermería Paola Andrea Vargas Rojas, en julio de 2018.

El preacuerdo fue tumbado por la Jueza Primera Penal del Circuito de Neiva con Funciones de Conocimiento, luego de analizarlo y encontrar que le habían quitado el agravante a la conducta penal.

Polanía, en una declaración libre en compañía de la abogada de la Defensoría del Pueblo en el despacho del Fiscal Quinto Seccional de la Unidad de Vida, aceptó su responsabilidad en la muerte de Paola Andrea, ocurrido  el 22 de julio de 2018.

En la ‘negociación’, el fiscal, el procesado y la defensa acordaron que la pena de prisión que pagaría el joven sería de 20 años y diez meses, sin derecho a ningún tipo de beneficio.

 

Diez heridas tenía el cuerpo                                                       

El asesinato de la enfermera Paola Andrea Vargas, de 26 años de edad, ocurrió en su apartamento ubicado en el sector de los bloques del conjunto María Paula del barrio Cuarto Centenario en el sur de Neiva.

Allí se encontraba la joven junto con Polanía, quien al parecer en medio de una discusión él atacó a la mujer con unas tijeras.

La comunidad alertada por los gritos que salían del apartamento, informaron a la Policía Metropolitana de Neiva, que envió patrulleros, quienes al abrir la puerta del apartamento, encontraron tendidos en el piso, a la mujer gravemente herida y el hombre con varias lesiones.

La pareja fue auxiliada y traslada inmediatamente por los policías en una patrulla hasta la Unidad de Urgencias del Hospital Universitario Hernando Moncaleano Perdomo de Neiva.

Andrea Paola, tenía múltiples heridas en el cuerpo. “Javier Esteban usando arma corto punzante le causó diez heridas a Paola  en tórax espalda, extremidades superiores; así como lesiones en la cabeza, muslo derecho y piernas que produjeron la muerte de esta”, dijo el fiscal en la audiencia de preacuerdo.

Polanía, se causó heridas superficiales. “Presentaba leves lesiones a nivel de las extremidades superiores e inferiores. No tenía ninguna lesión con intensión de herida en alguna estructura importante. Realmente no se cortó las venas, fueron lesiones muy superficiales; a nivel del pliegue de los codos, antebrazos y en la extremidades inferiores. En total el médico general cuantificó 20 heridas en las cuatro extremidades pero ninguna profunda, todas superficiales”, manifestó un portavoz del centro médico.

 

Antecedentes psiquiátricos

Javier Esteban Polanía, al parecer presenta antecedentes psiquiátricos y en el mes de junio  intentó quitarse la vida al envenenarse, por presuntos problemas sentimentales.

“El paciente fue valorado por la siquiatra de turno quien manifiesta, que se encontraba en un episodio depresivo asociado a la esquizofrenia. La siquiatra indica que debe continuar tratamiento antipsicótico agudo en la unidad mental” reveló la médica auditora de turno.

Comentarios