Los organismos de control siguen poniendo sus ojos sobre el municipio de Villavieja, en el norte del Huila, esta vez por cuenta de la construcción de su centro de eventos deportivos y culturales. Aunque está en servicio, no cuenta con los todos los ítems contratados y pagados, según corroboró la Contraloría.

La historia es la siguiente. El contrato de obra No. 002 fue firmado el 20 de noviembre de 2015, entre el alcalde de la época Raúl Arturo Ramírez Olaya y el Consorcio Polideportivo Villavieja. La obra civil financiada con recursos de regalías tuvo un costo de 962,98 millones de pesos y 53,49 millones de pesos la interventoría. El proyecto fue formulado en el año 2014, su ejecución inició en el 2015 en el último año del mandato y quedó inconcluso. Según el contratista, la obra quedó ejecutada totalmente. El contrato contemplaba la construcción de dos polideportivos con sus respectivas placas, la estructura en cercha metálica para soporte de la cubierta de manera individual y la terminación de una tarima para eventos deportivos o culturales. No obstante, quedaron obras pendientes que se pagaron pero no fueron ejecutadas, entre ellas la instalación de luminarias. Aun así se dio al servicio a pesar de los riegos que puede generar.

Hay que resaltar en este caso, primero, que las falencias fueron advertidas por la propia comunidad villaviejuna y por la actual Administración. La Contraloría evidenció la mala calidad de obra y constató, por ejemplo, una deficiente aplicación de la soldadura en la estructura y en los acabados del centro de eventos.

Los contratistas y el interventor fueron requeridos en varias oportunidades para que corrigieran las falencias, pero no lo hicieron. Por esta razón, resulta interesante y valioso que la Contraloría esté llamando a cuentas a los responsables directos de la obra. Si un contratista hace mal una obra, está en la obligación de responder.

“Resulta interesante y valioso que la Contraloría esté llamando a cuentas a los responsables directos de la obra. Si un contratista hace mal una obra, está en la obligación de responder”

 

Comentarios