El ciclista colombiano, Miguel Ángel López se mostró tranquilo, tras el final de la segunda etapa del Giro de Italia que se disputó ayer, carrera en la que conservó el cuarto lugar de la clasificación general.

“Hemos tenido un día sin problemas, gracias al trabajo del equipo, porque todos están atentos a lo que haga. Salvamos el día”, dijo López.

El velocista Pascal Ackermann (Bora-Hansgrohe), fue el ganador de la segunda fracción, en una jornada donde el colombiano Fernando Gaviría (UAE) peleó hasta los últimos metros. El colombiano mostró que está para pelear por victoriasmás allá que se vio solo en el remate del día para intentar cruzar primero la línea de meta. Así y todo, tuvo gran protagonismo quedándose con la cuarta casilla.

El esloveno Primoz Roglic (Jumbo Visma) continúa al frente de la clasificación general, escoltado por los mismos favoritos que ocuparon los primeros puestos de la contrarreloj del sábado en Bolonia. ‘Superman’ López (Astana), sigue en la cuarta posición con un retraso de 28 segundos frente al sólido esloveno.

La etapa de hoy será plana, por lo que la clasificación general no tendría cambios importantes, al menos en el lote de los favoritos; aunque podría entrar a jugar la clasificación por punto o la tabla de los jóvenes que es liderada por el colombiano del Astana.

Comentarios