Norberto Antonio Castaño Buitrago

 

No es exagerado afirmar que hoy, no solo en Neiva, sino en todo el país, los ciudadanos de bien viven entre rejas en sus propias casas y que los delincuentes, con total libertad, tanto en sus casas como en las calles. La razón: la comunidad para evitar ser víctima de los apartamenteros ha tenido que convertir sus residencias en verdaderas fortalezas con rejas metálicas en todos los niveles, cámaras de seguridad, cercas eléctricas y concertinas de seguridad  que nos hacen recordar los campos de concentración nazis.

Todos los días se conocen nuevas historias de personas que han sido víctimas de los delincuentes, quienes ingresaron a sus casas, y como decimos popularmente, se alzaron hasta con el nido de la perra.

Claro: hay casos relevantes como el del exalcalde de Neiva, Pedro Suárez Trujillo, al que los amigos de lo ajeno despojaron de una muy importante suma de dinero que tenía guardada en cajas, no fuertes, sino de cartón, y el más reciente del comerciante de café René Cantillo, al que se le llevaron una caja fuerte al parecer con dinero en efectivo y joyas avaluadas en varios millones de pesos. En estos dos casos, los hurtos se presentaron en exclusivos conjuntos cerrados, que se supone cuentan con extremas medidas de seguridad.

Según el director Seccional de Fiscalías Huila, Justino Hernández, en lo corrido de 2019 han ingresado al sistema virtual de la Fiscalía y la Policía Nacional, un total de 10.710 denuncias por diferentes delitos, cuando el año pasado por este mismo periodo fueron 10.933.

Hernández afirma que el hurto en todas sus modalidades es el delito que sigue golpeando al Huila, ya que del 1 de enero al 8 de mayo de 2019 se han recibido 2.583 denuncias por hurto, y al comparar con el mismo periodo del año 2018 hubo 2.461; es decir, un crecimiento porcentual del 4,96.

Las modalidades más utilizadas en el hurto a residencias son la violación de cerraduras, factor de oportunidad y ventosa.

Y “Juan Pueblo” pregunta como en la serie del “Chapulín Colorado”: y ahora, quién podrá defendernos. La pregunta surge luego de conocer que un número importante de delincuentes han sido capturados por las autoridades pero en aplicación del Código Penal Colombiano son dejados en libertad o les otorgan beneficios como casa por cárcel o vigilancia electrónica.

Mi correo: norbertico47@hotmail.com.

 

 

 

Comentarios