​ ​ ​ ​ ​ ​ ​ ​ ​ ​ ​ ​ ​ ​ ​ ​ ​ ​ ​
Luego de 7 meses de investigación, nuestros funcionarios de policía judicial lograron evidenciar como operaba esta estructura criminal, quienes expendían estupefacientes en puntos fijos de los municipios de Gigante y Garzón, igualmente realizaban atracos a mano armada, afectando el patrimonio de los ciudadanos. En el operativo hubo 6 capturas, 1 aprehensión y la incautación de 2 armas de fuego y 720 dosis de estupefacientes.

Fue así, que en ejecución de la estrategia “Mi Municipio Un Territorio Libre de Expendios de Estupefacientes”, la seccional de investigación criminal logró la intervención de 9 puntos fijos en el barrio El Socimo de la capital cacaotera y en el barrio La Libertad y la invasión San Felipe de Garzón.

Allí, luego de hacer efectivas las ordenes de registro y allanamiento, se logró la captura de Carlos Eduardo Caicedo de 28 años, José Alfredo Llanos Motta de 29 años, Alba Luz López Ríos de 46 años, Erika Natalia López Rodríguez de 19 años, Omar Leonardo Ruiz Suárez de 49 años, Víctor Manuel Parra Lozada de 46 años y la aprehensión de un adolescente de 15 años, los cuales fueron judicializados por el delito de tráfico, fabricación y porte de estupefacientes y fabricación, tráfico y porte de armas de fuego municiones y accesorios. ​ ​

En las diligencias realizadas el día de ayer en horas de la mañana fueron incautadas dos armas de fuego, un proveedor para Pistola con 8 cartuchos 9 milímetros, 720 dosis de estupefacientes listas para su distribución (marihuana y base de coca), elementos para empacado y dosificación, dinero en efectivo al parecer producto de la venta y 2 computadores portátiles.

Como datos de relevancia tenemos que indicar que esta estructura criminal en un 50% esta conformada por una misma familia, los cuales se distribuyen los roles para ejercer la actividad criminal, siendo estos los mayores comercializadores de alcaloide en Garzón, Gigante y con un alcance a la capital del Departamento. ​

Igualmente una de las capturadas, Erika López, tenía una medida restrictiva de la libertad (detención domiciliaria) por el delito de tráfico de estupefacientes al momento de su captura.

En el momento se adelantan las audiencias de control de garantías para la legalización de los procedimientos a la espera que la Fiscalía realice la acusación y se les defina su situación judicial.

 

Comentarios