Maritza Rocío Lopez

Maritza Rocío López Vargas

Las trasformaciones sociales obligan a entender, la importancia del cuidado de la primera infancia (niños y niñas entre 0 y 5 años). La experiencias en esta etapa, los vínculos que se forman y las experiencias educativas, influyen significativamente en su desarrollo físico, cognitivo, emocional y social; trayendo a futuro, repercusiones en la economía y desarrollo social.

Procurar ambientes que garanticen el desarrollo socioemocional, psicoafectivo y  cognitivo durante la primera infancia; así como el conocimiento de su cuerpo, adquisición de su identidad, autonomía, desarrollo de la motricidad, memoria, creatividad, motivación para la lecto-escritura, solución de problemas, formación de hábitos alimenticios, higiene personal, aseo y orden; resultan vitales, para optimizar los primeros años de vida.

Retomando algunos apartes de lo señalado en el artículo 44 de la Constitución Política de Colombia sobre los derechos fundamentales de los niños a la vida, integridad física, salud, alimentación, cuidado, amor, educación, cultura, recreación, libre expresión de su opinión así como la obligación que asiste de proteger al niño, garantizar su desarrollo armónico e integral, en el ejercicio pleno de sus derechos; la creación de jardines nocturnos para atender a los hijos e hijas de trabajadoras sexuales, madres cabeza de hogar, que ejercen esta actividad mientras crían a sus hijos, se convierte en una buena alternativa.

Posibilitar a los niños que se encuentren en condiciones de pobreza, marginalidad, exclusión social, violencia o residentes de zonas donde la delincuencia, la venta y consumo de sustancias psicoactivas y la ilegalidad está presente, debería despertar el interés, compromiso y gestión de las administraciones locales; en un esfuerzo de procurar que se les garantice una atención integral, el disfrute de ambientes alternativos, la participación en actividades lúdicas, atención de profesionales especializados, alimentación y protección de eventos que puedan afectar su integridad física, mental o psicológica así como el desarrollo de hábitos saludables de descanso y sueño, para evitar alteraciones metabólicas, problemas de sobrepeso u obesidad, irritabilidad, baja tolerancia a la frustración, déficits en el aprendizaje o expresión del lenguaje.

Las guarderías nocturnas serían de gran alivio para madres que ejercen la prostitución, que tienen la necesidad de dejar a sus pequeños en la noche al cuidado de terceros o que, no tienen con quien dejarlos; permitiría eliminar las desigualdades sociales en sectores marginales, no aptos para el desarrollo integral de los niños entre 0 y 5 años.  Qué importante es que se logre sensibilizar a la sociedad y comunidad en generar, para transformar concepciones y formas de relación, con los hijos e hijas de las trabajadoras sexuales.

Comentarios