Se trata de la ecoreserva La Tribuna, un área de protección ambiental de 128 hectáreas dedicadas a la conservación de bosque seco tropical que hace parte del Campo San Francisco de la Gerencia de Producción Huila de Ecopetrol.

El lugar, donde se respira aire puro y se conservan importantes especies de fauna y flora, es desde hace más de dos décadas una de las más importantes experiencias de sostenibilidad ambiental en zonas de producción petrolera.

Hasta 1994, La Tribuna, era una hacienda dedicada a la ganadería extensiva con sobrepastoreo y algunos cultivos de subsistencia. Desde entonces, primero Hocol y desde 2012 Ecopetrol, se han encargado de proteger el lugar para que, a través de la regeneración natural el bosque, se recupere de la intervención humana.

Petróleo – naturaleza

En la eco-reserva conviven de manera armónica la biodiversidad con la producción petrolera.

En dos pozos activos se producen 82 barriles promedio día de crudo y se inyectan 4.328 barriles de agua provenientes de la explotación de hidrocarburos del campo San Francisco.

De manera adicional, en el cauce de la quebrada El Neme, cerca de la cascada Chispiadal, uno de los lugares más bellos del lugar, se cuenta con afloramientos naturales de crudo, que no afectan la biodiversidad de la fuente hídrica.

 Junto a esta presencia petrolera, muy propia del norte del departamento, La Tribuna posee una gran biodiversidad que ha sido estudiada por investigadores de importantes universidades como la Javeriana y la Surcolombiana.

“En total se han identificado 300 especies de flora y 408 especies de fauna en la ecoreserva La Tribuna dentro de las cuales se destacan algunas que se encuentran en estado de vulnerabilidad, lo que demuestra la importancia que en términos ambientales tiene el lugar, y cómo esta biodiversidad no riñe de ninguna manera con la actividad petrolera”, explicó Carlos Hernando Candela Herrera, gerente de producción de Ecopetrol en el Huila.

Dentro de las especies de fauna, se destacan 140 de mariposas, 123 de aves, 63 de arañas, 32 de libélulas y caballitos del diablo, 18 de anfibios, 13 de reptiles y 24 de mamíferos de los cuales 14 son murciélagos, entre otros.

En la zona, por ejemplo, se encuentra la rana Dendrobates Truncatus, endémica de Colombia, especialmente del valle del río Magdalena.

En cuanto a flora, se tiene presencia del árbol Gustavia Nana que se encuentra en categoría que según el libro rojo de las plantas de Colombia está en categoría vulnerable, es decir, estará en peligro mediano de extinción.

 

Para la profesora Gloria Amparo Gutiérrez, docente de Biología y Líder del programa de Medio Ambiente de la Alcaldía de Neiva, el lugar permite reconocer dos procesos tan importantes como la estación del petróleo y la producción de agua, en un mismo ecosistema”.

“La ecoreserva le permite a las personas romper un paradigma que hemos tenido mucho tiempo que es donde hay petróleo no hay agua, porque en La Tribuna en un espacio en una diferencia de menos de 20 metros las personas pueden conocer un nacedero o manantial de agua y simultáneamente lo que es una infraestructura petrolera”, sostuvo la experta.

Durante estos 25 años, La Tribuna se ha convertido en un espacio de gran importancia para recuperar ecosistemas de bosque seco tropical en zonas petroleras huilenses, constituyéndose así una estrategia valiosa para hacer educación ambiental, recuperar y conservar estos ecosistemas.

El propósito de Ecopetrol, según afirmó Candela Herrera, es que se convierta en un piloto de una red de ecoreservas que la compañía tiene el propósito de poner en marcha en el departamento.

Comentarios