Soldados del Batallón de Ingenieros de Desminado Humanitario n. °5, lograron entregar a cerca de 85 habitantes del área rural del municipio de Orito, Putumayo, un terreno que desde hacía siete años no podían utilizar.

Fueron ocho meses de trabajo continuo, en el que los desminadores intervinieron 80.57 metros cuadrados del área peligrosa confirmada la AP_BRDH_PUT_ORT_35_2 de la vereda El Caldero, liberándola de contaminación de minas antipersonal, municiones sin explosionar y artefactos explosivos improvisados.

Durante la investigación de los estudios no técnicos en la vereda el CALDERO, la comunidad manifestó a los uniformados sus sospechas con respecto a las trampas mortales, las cuales, además de obstaculizar el tránsito de la población, no se podía utilizar para el cultivo de plátano y cacao, debido a esta contaminación.

Es así como la labor de los soldados, que son custodiados por tropas de la vigésima séptima Brigada de Selva N°27, permitió avanzar en la descontaminación de un área peligrosa.

En esa zona sur del país, los desminadores intervienen los municipios de Villagarzon,Valle del Guamuez, Orito, en el departamento del Putumayo. para un total de cinco municipios en los cuales se abre camino al desarrollo y progreso.

Comentarios

Compartir
Artículo anteriorGrado
Artículo siguientePrimer aniversario