Mayra Roa

Mayra Roa

En Barranquilla gracias a la llegada de la Selección Colombia tuve la oportunidad de presenciar una de las mejores lecciones de emprendimiento.

Como bien saben, Barranquilla es la sede de la Selección Colombia. Esto significa que cada vez que hay eliminatorias, los colombianos tenemos la oportunidad de ver a la Selección jugando en nuestro propio país. Esto hace que miles de personas lleguen a Barranquilla de todas las regiones, creando picos de flujo de personas.

Estos picos se llaman ventas de estación y a pesar de que son una bendición en términos de incremento de ventas, pueden ser también una maldición a la hora de tener que planear a futuro. Uno de los retos más complejos que tenemos los emprendedores es proyectar nuestras ventas futuras de una manera precisa. La realidad es que por más que existen metodologías de cómo hacerlo, hay varios factores externos que las afectan, como las ventas de estación.

Si un emprendedor utiliza como referente de proyección de ventas anuales un pico de estación, lo más probable es que vaya a sobrestimar sus ventas, de paso sus utilidades y por lo tanto su flujo de caja.  Esto es gravísimo porque cuando se sobrestima un flujo de caja, el emprendedor puede creer tener efectivo suficiente para sobrevivir sin que realmente lo tenga, llevándolo a la bancarrota y al cierre de su negocio.

En Barranquilla hablé con el dueño de un bar al lado del Estadio Metropolitano y este me comentó sobre el fenómeno que implica que la Selección juegue. En un día regular puede tener 10 clientes, mientras que cuando juega la Selección puede tener cerca de 100. Esto puede llevar a sobrestimar las ventas 10 veces. Así que cuando hace presupuestos para el año tiene en cuenta las ventas de estación para no desequilibrar financieramente a su negocio.

Como te diste cuenta esta compañía hace un excelente trabajando analizando sus ventas de estación y teniéndolas en cuenta a la hora de proyectar el futuro. Ten presente que no todas las industrias tienen ventas de estación, pero si llegas a tenerlas, estúdialas a fondo para saber qué tan frecuentemente son y poder tenerlas en cuenta de una manera acertada en tus proyecciones financieras.

Algunos ejemplos de ventas de estación son Navidad, el día de las madres y el Festival Folclórico y Reinado Nacional del Bambuco.

Instagram: @mayraroa10

 

Comentarios