Por: Francisco Argüello

Si tuvieran que escoger de urgencia ya lo habrían hecho. Sin embargo, tienen tiempo de escuchar y decidir lo que consideren es su mejor opción porque tienen sobre la mesa dos excelentes hojas de vida. La casa González Villa y Cambio Radical- me cuentan- aún no se inclinan por cuál de los dos candidatos (el godo y el liberal) le apostarán a la Gobernación del Huila. Por un lado, está Carlos Ramiro Chávarro,  quien tiene una relación cordial con Cielo González (incluso de coincidir en algunos eventos  en Bogotá), además de buen experiencia nacional . Del otro, Luis Enrique Dussán, considerado buen hombre con hoja de vida y fogueo en entidades en Bogotá.

Rodrigo Villalba, de quien señalan de chuzar y presionar ante la Procuraduría General de la Nación la salida de Cielo González de la Gobernación del Huila, ya no es fantasma. Los rencores pasaron, hay paz política y está sobre la mesa tendida la opción de un diálogo. Luis Enrique Dussán sí ha tomado café dos veces con Cielo González en el mismo sitio: La 81 con Octava, en el sector de La Cabrera, en Bogotá. El último encuentro fue hace quince días. Sin embargo, políticamente, no hay acuerdos concretos.

Si la familia González Villa se inclina por Dussán, buscaría- creo – la elección de Carlos Julio González al Senado en la próxima contienda nacional con el apoyo de los liberales. Pero, ¿Rodrigo Villalba terminará su ciclo político de senador en los próximos tres años y dejará su cupo liberal? Aunque Villalba ha anunciado su retiro, con Luis Enrique Dussán en el poder (si llega), pensaría distinto, se oxigenaría, cogería ganas y se lanzaría de nuevo. Es estúpido asegurar a tres años que cumpla su promesa. Seguro ni él lo sabrá.

Si los González Villa cogen el camino de los godos y apoyan a Carlos Ramiro, tendrían otro escenario: borrar la Gobernación de Luis Enrique Dussán, reducir al liberalismo, ‘sepultar’ políticamente a Villalba (sin gobernador no tendrá fácil su regreso al Senado), y asegurar un cupo al Senado.

Con Chávarro, los González Villa y Cambio Radical tampoco se han reunido, pero me dicen, no hay mayor lío de encontrarse y hacer acuerdos políticos. Es más, me informan que sería en cuestión de horas.

Sin embargo, los González Villa –quienes tienen el mayor caudal electoral de su partido en el Huila- no decidirán solos. El senador Rodrigo Lara Restrepo tiene su corazón con Luis Enrique Dussán, mientras que el representante a la Cámara Julio César Triana apunta su flechazo hacia Carlos Ramiro Chávarro. ¿Quién pesará más? ¿Por quién se decidirán los González Villa y Cambio Radical? El próximo jueves Germán Vargas Lleras los reunirá en su oficina, en el centro en Bogotá,  lanzarán los dados y él decidirá a quien apoyar.

En realidad, no tengo idea quién sea el elegido, pero sin duda el apoyo de Cambio Radical inclinará la balanza y le sumará a quien se le acerque porque no tienen candidato propio y en política es mejor sumar que restar.

 

Nota uno: Centro Democrático preferiría que Cambio Radical se declarara neutro en esta campaña a la Gobernación, pero será imposible. Decidirán entre el godo o el liberal,  en esta ocasión no por el que dijo Uribe.

 

Nota uno: Comfamiliar del Huila es una de las dos empresas de la región entre las 1.000 más grandes de Colombia, según Supersociedades. Lograrlo, no es fácil. Bien por Luis Miguel Losada y su equipo.

 

Comentarios