Esta frase de George Herbert nos recuerda que todos en algún momento de nuestras vidas vamos a tener que acudir a una figura que muchos aman, pero que también muchos odian, el préstamo de dinero o Mutuo. La importancia de esta figura no es novedosa, desde la misma antigüedad los mercaderes, los imperios, los monarcas e incluso los mismos estados han tenido que acudir al mutuo con el fin de llevar a cabo procesos de expansión, conquista, hacerle frente a guerras y crisis económicas, entro otros.

A pesar de ser una herramienta útil para conseguir liquidez, el mutuo puede llegar a ser un arma de doble filo, debido a que cuando se toma un crédito no solo hay que pagar el dinero prestado, sino también intereses, lo cual hace que a la final terminemos pagando mucho más de lo que realmente se necesitaba. Pero esta no es la parte grave, lo delicado de la situación, es que un mal comportamiento con los créditos puede conllevar a un reporte negativo en las centrales de riesgo, lo que va a dificultar e incluso imposibilitar que usted pueda acceder a nuevos créditos.

En mi sentir, la legislación que actualmente regula todo lo relacionado con el manejo de información en materia financiera y crediticia (Ley 1266 y Decreto 2952 de 2010) es bastante agresiva. Muestra de lo anterior es que los reportes negativos pueden llegar a durar hasta cuatro años. Situaciones como esta inspiraron la creación del Proyecto de Ley 361 (Cámara de Representantes) y 053 (Senado), el cual está a sólo dos debates de convertirse en Ley de la República.

En síntesis, este Proyecto trae como puntos fuertes: I. La disminución del término máximo de permanencia de los reportes negativos, pasando de cuatro años a sólo dos; II. Se establece la prohibición expresa de consultar la información de las centrales de riesgo para la toma de decisiones laborales; III. En caso de que lo hayan suplantado ante una entidad financiera, usted podrá solicitar la modificación del registro allegando la documentación requerida; y IV. Crea un régimen de transición bastante beneficioso para los deudores que a la entrada en vigencia de la ley se pongan al día. Si bien el proyecto tiene un muy buen enfoque, le esperan dos debates cargados de fuertes oposiciones, amanecerá y veremos.

Comentarios