Jesús Antonio Rojas Serrano
editorgeneral@lanacion.com.co

Desde sus oficinas, ubicadas en plena zona industrial de Neiva, el general barranquillero Norberto Mujica tiene a su cargo la seguridad de los departamentos de Huila, Caquetá y Putumayo. Se trata del comandante de la Región 2 de Policía, quien habló con LA NACIÓN sobre el delito que está preocupando a los huilenses: el homicidio.
En este diálogo, el general Mujica Jaime habla además de los hurtos, las extorsiones, el pie de fuerza de la institución y el caso de los 180 mil dólares que se robaron en la SIJIN de Pitalito.

¿Cuál es la radiografía del delito hoy en el Huila?
Hoy tenemos un incremento del homicidio. Ese incremento del homicidio nos pone en una posición donde el incremento, sea mínimo o alto, no deja de ser un incremento que nos preocupa y por el cual se tomaron unas estrategias para evitar que ese incremento se nos convierta en más grave. En la jurisdicción del Departamento de Policía del Huila, se ha presentado un global de 64 homicidios, con un incremento de 10 al 21 de mayo pasado. De esos 36 han sido por riñas y tenemos un 22% de lo que nosotros caracterizamos como sicariato. Basado en esto disminuyó la cantidad de homicidios por armas de fuego y aumentó la cantidad de homicidios con arma blanca. Tenemos un problema en las veredas, en donde no hay presencia de nuestra Policía Nacional, y hay consumo de licor o donde hay prácticas de galleras. Sobre el sicariato, el tráfico ilegal de estupefacientes se convierte en el primer pilar; lo están acompañando algunas venganzas. Se nos han presentado algunos casos de personas que han estado detenidas y posteriormente resultan muertas; esto nos da la tendencia de que posiblemente hay un problema de lo mal denominado ajuste de cuentas.

Eso es a nivel departamental, ¿Y en Neiva qué está pasando?
En la jurisdicción de la Policía Metropolitana de Neiva, se nos han presentado 38 homicidios, con un incremento del 15%. Estamos con 17 casos que se nos han presentado por sicariato y 12 por riñas. De esos 17 casos, la gran mayoría se han presentado en las comunas 6, 8 y 10. Por eso, lanzamos otra fase más de la campaña ‘Juntos Unidos por la Seguridad’, que busca reforzar la Policía en estos lugares y trabajar con la Fiscalía en los procesos judiciales para librar las órdenes de captura contra quienes nos están generando estos homicidios. Vamos a empezar a hacer allanamientos y a trabajar sobre las casas de expendio.

General, ¿Hay un compromiso real de la Policía en que estos crímenes no van a quedar en la impunidad?
Ya hemos logrado el esclarecimiento de algunos de ellos. Hay unos casos donde hay ya unas hipótesis y se están encaminando los procesos que le podría decir: vamos a garantizar que van a tener éxito. En el Huila, casos de feminicidio, hasta ahora, tenemos comprobado uno en Campoalegre, en donde el esposo ecuatoriano vino y asesinó a la señora. Los otros están en proceso de investigación y sería irresponsable decir que son o no son feminicidios. La entidad que está facultada para elevarlos a ese nivel es la Fiscalía General de la Nación. No todo hecho en que esté involucrada una mujer es automáticamente un feminicidio.

Sobre el crimen de la manicurista del municipio de La Argentina, ¿En qué van las investigaciones?
Ya se han producido dos hipótesis frente a este tema. Como se presentaron las cosas, estamos frente a un hecho premeditado. Todo parece indicar que es por otra circunstancia muy diferente a su actividad como tal o al hecho de ser mujer.

En materia de hurtos, ¿Cómo están las cosas?
En Neiva, el tema del hurto a residencia, por ejemplo, tenemos una reducción del 28%; el hurto a comercio bajó un 43%; en el hurto común hay una reducción del 11%. Tenemos una falencia frente al hurto a personas, que presentó un incremento de 12 casos. A nivel del Huila, tenemos un incremento del 8% en el hurto a personas. El hurto a residencias bajó un 23%; el hurto a comercio se redujo en un 52%; el hurto común presenta una reducción del 12%. Aquí hay que tener en cuenta algo y es el trabajo que estamos haciendo con la comunidad: se han entregado 87 alarmas comunitarias que nos van a permitir ese trabajo más directo, con los líderes sociales y comunitarios, con los presidentes de las juntas de acción comunal, y direccionar el servicio de Policía a estos lugares.

¿Cuál es la efectividad del 123?
El 123 está recibiendo un promedio de unas 2.000 llamadas en el día. Lo triste es que sólo el 40% son efectivas. El 40% corresponde a verdaderos casos de policía que debemos atender. El otro 60%, son llamadas para bromas o hacer ir la Policía, que lo único que representan es un desgaste y que no podamos tener una respuesta más inmediata que es lo que nos está pidiendo la ciudadanía.

General, ¿Cómo va la lucha contra el microtráfico de drogas?
Yo lancé un plan que se llama ‘Municipios limpios de expendios’. Ya tenemos 8 poblaciones certificadas, entre ellas Algeciras. No podemos permitir que en un municipio donde hay servicio de Policía tengamos uno, dos o tres sitios donde se expendan sustancias alucinógenas. La idea es que con la Fiscalía General de la Nación ataquemos esos sitios, hagamos derribamiento o extinción de dominio en donde la ley nos permita. Aquí estamos jugando no sólo a erradicar la venta sino que pierdan el derecho a estos lugares aquellas personas que se dedican a este ilícito. En Neiva, estamos también trabajando para entregar comunas libres de expendio; ese es un trabajo que no es fácil, vamos a seguir trabajando. El reto se lo tengo a los cuadrantes: no puedo permitir que en un cuadrante hayan lugares de expendio de droga. La exigencia que les estoy dando a mis hombres es que a través de las unidades judiciales hagamos los trámites necesarios para poder ser efectivos con allanamientos que produzcan actividades positivas.

General Mujica, ¿La extorsión se calmó?
Ha sido un tema difícil porque tenemos, desafortunadamente, una cultura de pago a nivel del Huila; uno entiende lo que se vivió en otrora, de las amenazas que nos dejaron estructuras como la Teófilo Forero de las Farc. Hay una reducción del 69% en los casos de extorsión. Sin embargo, estas cifras no me satisfacen porque entiendo que hay gente que no denuncia. Tenemos ahí una zona gris que tenemos que ganar. Se nos está presentando una nueva estructura que está extorsionando en Algeciras. Es la cuarta porque las tres primeras las capturamos –Una de ellas estaba a cargo de ‘Brayán’, quien fue neutralizado en un bombardeo; otra al mando del ‘Negro Palomo’, quien fue capturado; y otra al mando de ‘Edinson’, quien también fue detenido con toda su estructura–. Eso lo tenemos claro, pero también tengo claro que hay otra estructura en Algeciras que no corresponde a un grupo residual sino que corresponde a la delincuencia común, que aprovechando el nombre de las estructuras antiguas de las Farc, generan, a través de llamadas o cartas, miedos a nivel del comercio o ciertas personas del Huila.

¿Las extorsiones desde las cárceles siguen?
Es lo que denominan ‘tío-tío’. En esa modalidad carcelaria consiguen los datos por internet de cualquier empresa o persona aquí en Neiva, la llaman y a través de un juego de palabras hacen que pague cierta cantidad de dinero. El llamado es al “Yo no pago, yo denuncio”, buscando siempre de que nos informen para nosotros hacer nuestra tarea y ser mucho más efectivos y quitarnos esa cultura del pago inmediato.

General, ¿Cómo está el Huila en número de policías?
A nivel nacional, tenemos un número aceptable de policías; siempre va a haber la necesidad de más policías; siempre hay pedido de la gente de más policías, pero lo que hemos venido estudiando es que por más policías, no se genera más seguridad. En el último año, tuvimos una reducción en el número de policías debido a la sentencia judicial que permitió que más policías tuvieran la oportunidad de acceder al retiro. A nivel del Huila, se nos ha ido un promedio de 10 policías pensionados adicionales. Son 100 policías menos con la experiencia que ellos tenían, lo cual lamentamos. En este momento, hay estudiantes haciendo curso y esperamos que en diciembre o inicios del próximo año, podamos fortalecer con más patrulleros ciertas unidades que están presentando algún tipo de falencia.

General, finalmente, la pregunta que no me perdonan los lectores de LA NACIÓN, ¿En qué van las investigaciones por los 180 mil dólares que se perdieron a principios de año en la SIJIN de la Policía de Pitalito?
Ese es un reto institucional y personal porque aquí no vamos a permitir nada que manche la buena imagen y el buen trabajo que vienen haciendo mis policías a nivel del departamento. Se tomaron unas decisiones administrativas con el personal que de una u otra forma tuviera algo que ver, no necesariamente con el hurto, sino también con la custodia y la responsabilidad del buen cuidado de este dinero. A ellos se les alejó de las funciones de Policía Judicial. Varios de ellos ya salieron trasladados, buscando siempre la transparencia en el esclarecimiento del hecho. Aquí con esto no estamos señalando a ningún policía como culpable sino por el contrario estamos adelantando todo el proceso judicial y frente a eso hemos brindado acompañamiento al proceso que está adelantando la Fiscalía General de la Nación, el CTI. Nosotros por encima de cualquier cosa queremos la mayor trasparencia de la investigación pero al mismo tiempo la mayor contundencia. Ya hemos tenido algunos avances importantes, no los puedo mencionar porque hacen parte de las investigaciones. Llevamos también los procesos disciplinarios correspondientes, los cuales, seguramente, en los próximos días van ya a tomarse unas medidas como tal frente a la situación y esperaría que muy pronto tengamos un resultado que mostrar porque las cosas van por buen camino.

 

 

 

.

Comentarios