Con diploma, birrete y una gran ceremonia, 63 bebés prematuros que formaban parte del programa Familia Canguro de Clínica Uros, recibieron su graduación como campeones de la vida al superar las dificultades propias de su prematurez logrando un año de su edad corregida.

Con este reconocimiento, Clínica Uros destacó el valor y fuerza de los gigantes guerreros que culminaron esta fase de apoyo y asistencia llamada canguro para poder continuar al lado de sus padres y demás familiares el proceso normal de crecimiento.

“Es para nosotros de gran orgullo y emoción entregar hoy estos 63 chiquitos a sus padres con la satisfacción del deber cumplido, con un equipo multidisciplinario pero sobre todo lleno de amor, humanidad y cariño, que es la forma como nosotros servimos con el alma”, indicó Neydi Jaimes Leguizamón, gerente de Clínica Uros.

Clínica Uros, ofrece con calidad y calidez humana a los recién nacidos prematuros y sus familias, un ambiente profesional, tranquilo y cálido para que los padres se sientan acogidos y apoyados con su bebé en condiciones de prematurez, fortaleciendo el contacto piel a piel, fase fundamental del programa.

“Es una experiencia muy bonita porque desde el momento en que nacen están rodeados de un equipo de profesionales que nos acompañan en cada una de las etapas del proceso, por eso el agradecimiento es enorme por todo el sacrificio que hicieron por todos nuestros bebés que están en sus manos y logran cumplir esta gran meta que es la más difícil”. Señaló Deivid Gerardo Mahecha, padre de familia.

En siete años el programa Familia Canguro ha graduado a más de 800 niños, un plan institucional líder en el departamento del Huila, con un equipo de expertos en diferentes especialidades sensible a las condiciones y situaciones de los bebés canguros y sus padres, para acompañar al prematuro en el proceso de maduración necesario para desarrollarse y superar esta primera etapa.

Para Clínica Uros es satisfactorio y grato formar parte de cada historia de vida que ratifica el compromiso de Servir con el Alma. Gracias a la entrega y dedicación de sus padres, lograron su primer peldaño de todos los logros y triunfos que vienen para ellos, su amor y dedicación sin duda serán determinantes para lograr hacer de ellos los profesionales y seres humanos del mañana. ¡Felicidades a todos los graduandos!

 

 

Comentarios

comentarios