Brigadier General Norberto Mujica Jaime

Comandante Región de Policía No.2 Sur Oriental

El campo colombiano es un escenario fundamental para la consolidación de la democracia de nuestro país. Muchos de los planes y proyectos del orden nacional y departamental están proyectados sobre el escenario rural, y de su avance depende el crecimiento económico. Esta circunstancia requiere la presencia de la institucionalidad, donde el rol de la Policía Nacional de los colombianos es fundamental para el diseño de fórmulas que permitan contribuir a cerrar brechas de desarrollo a través de la convivencia.

El direccionamiento del servicio de policía rural es un desafío para la institución, reto que es asumido por nuestros Carabineros de Colombia, la especialidad más antigua de la Policía Nacional y una de las más queridas. Nuestros Carabineros son responsables de la seguridad rural, especialmente en las zonas de consolidación, parques naturales, áreas de reserva, zonas productivas y de frontera, mediante el desarrollo de estrategias de protección, planes y acciones preventivas que permitan garantizar la convivencia y seguridad en los campos. El Carabinero no solo es ese guardián de los campos y veredas, sino también un policía amigo del campesino, defensor de los animales y conocedor de las labores del campo y la agricultura, que conoce por experiencia y de primera mano, del esfuerzo, el empeño, la voluntad y la relevancia del trabajo del campesino para el futuro de nuestro país.

El 37% de la población de los departamentos de Tolima, Huila, Caquetá y Putumayo, los cuales comprenden la Región de Policía No. 2, habita en campos y veredas, zonas en las cuales se viene focalizando la acción de nuestros Carabineros. En el marco de este acercamiento se cumplió con la Ruta Carabinera 4.0 “Construyendo seguridad en el Tolima”, la cual inició el 18 de mayo en el municipio del Espinal y culminó el pasado 1 de junio en el municipio de Cajamarca. Esta experiencia que comprendió un recorrido de 172 kilómetros, nos permitió llegar a 2.256 adultos y 1.854 niños, niñas y adolescentes, impactando la seguridad de 8 municipios, 16 corregimientos y 121 veredas, a través de actividades y campañas de prevención desplegadas en 23 instituciones educativas. La comunidad tuvo acceso a 7 jornadas de vacunación con 1.000 dosis antirrábicas para animales, 14 actividades de cine al campo, 22 presentaciones de la escuadra de relaciones públicas (show canino y escuadra de mansedumbre), 17 campañas enfocadas a prevenir el hurto de semovientes y residencias, el maltrato animal, el consumo de drogas, y finalmente la realización de un campeonato de microfútbol.

Estas acciones redundan en el fortalecimiento de la convivencia, y su continuidad, permitirá el crecimiento de un campo seguro para el ciudadano. DIOS Y PATRIA.

Comentarios