Fiscalía imputó cargos por concusión contra un agente de tránsito, que habría exigido dinero a una mujer para no inmovilizarle su moto. Como prenda de garantía, el investigado adscrito a la Secretaría de Movilidad de Neiva, al parecer, le retuvo los documentos de la motocicleta, mientras la víctima conseguía el dinero.

Ante el Juzgado 7° Penal Municipal de Neiva (Huila), con funciones de control de garantías, un fiscal de la Unidad de Administración Pública formuló imputación de cargos en contra de Ricardo Puentes Polanía, agente de tránsito, por el delito de concusión.

En enero de 2015, el servidor público de 59 años -quien aceptó los cargos señalados por el ente acusador- le pidió $50.000 a una mujer a cambio de no inmovilizarle su moto frente a una reconocida clínica de Neiva.

Según lo establecido el agente le hizo el pare a la víctima y al verificar la documentación del velocípedo, se percató de que la placa no coincidía con la original, por lo que constriñó a la mujer para el pago, abusando de su cargo y sus funciones para amedrentarla, ya que ella no quería que le impusieran un comparendo.

El hombre supuestamente le retuvo la documentación de la motocicleta (tarjeta de propiedad y el seguro obligatorio), mientras la víctima buscaba prestado el dinero.

De acuerdo con la denuncia, el servidor la citó en el barrio Quirinal 20 minutos después para que hiciera efectiva la entrega del dinero; sin embargo, la mujer asustada, denunció los hechos ante el Gaula, por lo que diseñaron un plan de entrega, pero finalmente no lograron sorprenderlo, ya que el investigado no acudió al sitio pactado.

Posterior a ello, la afectada pudo recuperar los documentos a través de un conocido de la Secretaría de Movilidad de Neiva.

*Información suministrada por la Fiscalía General de la Nación

Comentarios