Con una trayectoria de más de 30 años en los medios, sus programas y estilo sirvieron como modelos para cadenas internacionales. Tras su partida, indudablemente se cierra un capítulo en la pantalla chica del país.

Tras varios días internado en el Hospital de Bocagrande en Cartagena, por una enfermedad cerebro vascular, ayer a las 12 del mediodía Jota Mario Valencia se despidió de sus amigos, familiares y seguidores que durante su estadía en el hospital estuvieron pendientes su estado de salud.

Jorge Mario Valencia Yepes, conocido como ‘Jota’, de 63 años, quien nació en Medellín el 31 de marzo de 1956, era periodista, presentador, productor y conductor de televisión.

Aunque pasó por varios programas de televisión el mayor reconocimiento lo obtuvo con el matutino ‘Muy Buenos días’. Tras su partida, Jota Mario dejó sus dos hijos, Simón y María José, producto de su unión con Marcela Bello, y a su actual esposa, Gineth Fuentes.

El paisa graduado en Comunicación Social y Periodismo de la Universidad de La Sabana, fue un gran personaje de la televisión en la década de los 1990. Asimismo, catedrático universitario, autor de varios libros, creador y director de programas de televisión, redactor de diversas publicaciones, columnista de diarios nacionales e hizo parte del equipo fundador de Colprensa.

La radio, su primera pasión

Su carrera comenzó en la radio cuando era niño y vivía en Medellín, solía salir a la calle a vender bufandas, un día se encontró con la cabina de Caracol Radio y quedó fascinado, hasta que un día, lo dejaron ingresar. Fue en ese momento que empezó a hacer sus primeros ´pasitos´ cuando le pidieron hacer la voz de un niño en ´La ley contra el hampa´, una de las radionovelas. Gracias a su voz y gracia, comenzó  a ascender en el medio radial y a comienzos de los años setenta decidió estudiar periodismo en el Instituto Nacional de Educación y luego en la Universidad de la Sabana, en Bogotá.

Ya en Bogotá, comenzó a participar en audiciones para llegar a la pantalla chica. Al inicio, lo contrataron para presentar pilotos de programas para televisión, e hizo pequeños papeles en algunas series. Pero en esas, uno de los grandes productores lo vio y quedó fascinado con su talento.

Cuatro décadas en la televisión

Su primer programa a nivel nacional fue Valores Humanos, que arrancó en 1979, y en el que se encargaba de mostrar a personas que ayudaban a los pobres o a los afectados por la violencia.

A partir de ahí comenzó a aparecer cada vez más en la televisión colombiana, como uno de sus grandes rostros: Telesemana, el noticiero Promec, Buenos días Colombia, Pequeños gigantes, Cazadores de la fortuna, Dominguisimo y Los tres a las seis, en donde aparecía con Fernando González Pacheco, su gran amigo, y Gloria Valencia de Castaño, entre muchos otros.

Para los años ochenta y noventa ya era uno de los presentadores más reconocidos de la televisión colombiana. Estuvo en Sábados Felices y finalmente en Muy Buenos días, el programa donde pasó la gran parte de sus últimos años.

Hace un año, el canal RCN decidió acabar el mañanero y Jota Mario, triste con la decisión se despidió de los televidentes, prometiendo que pronto volvería a la pantalla. Se dedicó a mover su canal de Youtube y a compartir con sus seguidores en redes sociales y en la radio, de la que nunca se separó, pues seguía saliendo en RCN Radio.

Lo que si no logró cumplir fue la promesa de que volvería a la televisión. Se rumoraba que regresaría a RCN para liderar la sección de entretenimiento del canal, sin embargo, no se pronunció al respecto.

Reconocimientos

Sus logros en la televisión lo llevaron a ganarse varios premios. El reconocimiento más alto que tuvo a lo largo de su carrera fue la Orden de la Democracia Simón Bolívar en el grado Comendador por el Congreso de la República de Colombia en 2004, también obtuvo dos premios India Catalina y varios reconocimientos por parte de la Asociación Colombiana de Locutores, Tv y Novelas y Simón Bolívar.

Amigos y anécdotas

El periodista Guillermo Romero Salamanca amigo de juventud del presentador colombiano, publicó en redes sociales un emotivo mensaje, tras conocerse la muerte de ‘Jota’ al medio día de ayer.

“El tipo siempre hablaba en clase. Con ese vozarrón que tenía opacaba a sus compañeros de salón. Siempre fue mal bailarín, nunca tomaba licor. Contaba con cierta gracia de que cuando era niño, un hermano le había enterrado unas tijeras en un ojo y que por eso usaba gafas”, ese era él.

Una vez, en Honda, lo invitamos a jugar billar. No sabía ni qué era una tiza. Bernardo Colmenares le dijo: “Vea Jota Mario, mejor búsquese un trabajo de presentador de programas de televisión, porque de carambolas no tiene ni idea”. Y el hombre le hizo caso.

Se va un grande

Sin duda alguna, con la partida de Jota Mario Valencia se cierra el mejor capítulo definitivo en la historia de la televisión en Colombia, aquella de los en vivo, de presentadores con el carisma de Fernando González Pacheco, Saúl García y Gloria Valencia de Castaño. Es imposible olvidar al creador de formatos, presentador y director que por 40 años hizo parte del día a día de la familia colombiana a través de la pantalla chica.

Reportajes únicos como el que le hizo a Roberto Gómez Bolaños para el Canal RCN, aún están en la memoria de muchos colombianos, o la gran entrevista a Vicente Fernández.

En una entrevista que concedió en el año 2014, el presentador afirmó que desde los 16 años se propuso morir en una casa al lado del Océano Atlántico.

Comentarios

Compartir
Artículo anteriorSoluciones verdes
Artículo siguienteHomenaje a Villamil