Si mencionamos a Brasil como epicentro de algún evento de selecciones, nuestra memoria nos lleva al mundial del 2014 cuando por primera vez en la historia nos mostramos ante el mundo como una selección de respeto.

Más allá de lo futbolístico, en el país de la samba, muchos colombianos disfrutaron de lo que ofreció cada una de las sedes donde Colombia disputó sus encuentros; en aquella ocasión los dirigidos por José Pékerman jugaron en Belo Horizonte, Brasilia y Cuiabá por fase de grupos, mientras que en octavos y cuartos de final jugó en Río de Janeiro y Fortaleza respectivamente.

Ahora, la oportunidad se repite, esta vez en dos sedes diferentes a las que la ‘tricolor’ recorrió en 2014.

La primera de ellas es Salvador, la capital del estado de Bahía y la ciudad más poblada del noreste de Brasil con casi 3 millones de habitantes, también es denominada un puerto exportador, centro industrial, administrativo y turístico. Fue la primera capital de Brasil y Uno de los principales polos de comercio de esclavos en América del Sur, Salvador creció bajo una profunda influencia de portugueses afrodescendientes e indígenas, que contribuyó a la riqueza cultural que caracteriza a la ciudad. La religión, música, gastronomía y danzas típicas tienen una fuerte presencia de elementos africanos.

Allí se encuentra el estadio Arena Fonte Nova, anteriormente con el nombre de Octávio Mangabeira y reconstruido para albergar la Copa Mundo del 2014 y que en esta ocasión servirá para el debut de Colombia ante Argentina y el cierre de la ‘tricolor’ en fase de grupos ante Paraguay.

La última vez que este estadio recibió una Copa América fue en 1989, donde el combinado cafetero disputó sus tres juegos de la fase de grupos ante Venezuela, Paraguay y Brasil.

Sao Paulo, la otra sede

Sao Paulo será la otra ciudad que albergue a los colombianos que apoyarán al seleccionado nacional en su travesía por este país.

Es el principal centro financiero y de negocios del Brasil y de América del Sur, además con 12,2 millones de habitantes, es el distrito con mayor diversidad étnica y cultural de la nación. Es denominada también la capital de la cultura, la gastronomía y el entretenimiento. La vida nocturna está entre los mayores atractivos del estado, con restaurantes, museos, discotecas y música variada.

En el Arena Corinthians se disputarán tres partidos durante la competencia, entre los que se destacan el de la definición por el tercer y cuarto puesto. Allí, Colombia jugará por la segunda fecha ante Catar.

Este estadio es catalogado como uno de los más modernos y calificado con cinco estrellas con base al reglamento establecido por la Uefa. Allí se realizó también la inauguración de la Copa del Mundo en 2014.

Duelo inaugural

El estadio Morumbí, perteneciente también a esta ciudad servirá de sede para el partido inaugural de este viernes entre Brasil y Bolivia.

Brasil genera un buen recuerdo para el público colombiano que hace cinco años acudió a este país con el fin de ver un sueño hecho realidad, observar desde cerca la participación de la selección colombiana en un mundial de fútbol. Ahora Salavor y Sao Paulo se convierten en los nuevos destinos para los colombianos.

Colombia ya se encuentra concentrada en Salvador donde ultimará detalles previos antes de iniciar su participación ante Argentina, en lo que será la primera prueba oficial para Carlos Queiroz en esta nueva ‘era’ de la selección cafetera.

 

Estadio: Arena Fonte Nova

Capacidad: 50 mil espectadores

Inaugurado: 28 de enero de 1951

Reconstrucción: Copa Confederaciones 2013

Partidos de Colombia: Primera fecha vs Argentina (15 de junio)

Tercera fecha vs Paraguay (23 de junio)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Estadio: Arena Corinthians

Capacidad: 47.600 espectadores

Inauguración: 18 de mayo de 2014

Equipo actual: Corinthians

Partido de Colombia: Segunda fecha vs Catar (19 de junio)

 

Comentarios