Acalorado resultó el debate de moción de censura contra el Ministro de Defensa en la Cámara de Representantes.

Acompañado de la cúpula militar, encabezada por el general Nicacio Martínez, comandante de las Fuerzas Militares, el ministro de Defensa, Guillermo Botero compareció al debate de moción de censura que se desarrolló en la Cámara de Representantes y que era promovido por la oposición.

Son varias las polémicas que motivaron el debate de moción de censura: por un lado, las versiones contradictorias dada por el Ministro tras el asesinato del excombatiente de las Farc Dimar Torres; por otro lado, la controvertida directriz del Ejército que pedía aumentar las metas operacionales.

El debate

La discusión la abrió al representante Mauricio Toro, quien arrancó diciendo que no se trataba de un tema personal, sino técnico, político y de idoneidad. “No reúne las capacidades necesarias para administrar una de las mejores fuerzas militares del mundo”, dijo.

Posteriormente intervino, Luis Alberto Albán, quien lo cuestionó por la muerte del excombatiente Dimar Torres. Posición similar asumieron los representantes, Katherine Miranda y Juan Carlos Losada. “Lo que nos preguntamos es si es que hay una ruptura en la línea de mando que lo hacen a usted mentirle al país o si esa mentira fue deliberada (…) Hemos perdido la confianza en su palabra, Ministro”, dijo Losada.

Asimismo, señalaron que hay conflicto de interés del ministro Botero, porque según dijo el pasado domingo la periodista María Jimena Duzán, en su columna de opinión, es socio mayoritario de una empresa de seguridad privada. Losada asegura al respecto que es él quien fija las políticas para las empresas de seguridad del país.

La defensa de Botero

El Ministro de Defensa tuvo 50 minutos para hacer su intervención, la cual según manifestaron los citantes, no convenció. Botero arrancó diciendo, “para decirle a uno que uno es un encubridor de un crimen, que es un delito consagrado en el Código Penal, deben tener la sentencia ejecutoriada y también me imagino que les consta también que soy un corrupto y como tal debe existir otra sentencia por corrupto, y seguramente tienen la sentencia, que nos la traigan, que  nos la exhiban, aquí estaremos dispuestos a dar el debate”, dijo de manera contundente a la Cámara.

Frente a las denuncias por conflicto de intereses, manifestó que, “desde antes de posesionarme, entregué a la Función Pública una relación completa de todos mis bienes, allí están registradas las cuotas o partes de interés social, de la sociedad Controlar Ltda”, afirmó.

Y frente al caso de Dimar Torres, el más polémico, afirmó, “este es un caso lamentable, este es un crimen execrable, así lo he dicho desde el primer día. (…) y desde un primer momento fui sumamente claro en que esa versión, era la versión que daba el cabo. Lo dije con mucha claridad esa es la versión del cabo Gómez”, acotó el ministro.

Discusión

El debate se movió entre fuertes discusiones, una de las más álgidas, surgió después de la intervención del representante a la Cámara, Álvaro Hernán Prada, quien en aras de defender al Ministro de Defensa y su labor, hizo señalamientos contra los representantes citantes, en medio de una acalorada intervención. “Debieron haberse declarado impedidos para este debate”, dijo Prada. Los citantes del debate le respondieron que estaba “delirando” y que su intervención no tenía nada que ver con el debate de moción de censura, posteriormente se vino un cruce de palabras entre ellos y se acaloró la sesión.

Al cierre de esta edición continuaba el rifirrafe en la Cámara sin decidirse a ciencia cierta sobre si se aprobará o no la moción de censura.

 

 

Comentarios