En sus 18 años de experiencia como parejo oficial, ha ganado más de 10 coronas en los diferentes certámenes del Bambuco.

Sumergido en la música folclórica, el baile y la felicidad, así está Alexander Sabogal Morales todos los días debido a su trabajo. A sus 10 años de edad descubrió la pasión por la danza, y desde entonces ésta se convirtió en el motor de su vida.

Alexander, hoy a sus 39 años, vibra con cada sacudida rítmica, se mueve a la par de la música tradicional del Huila y muestra sus habilidades en cada paso de las coreografías. Su vida artística como bailarín la inició en el barrio Alberto Galindo, en el norte de Neiva donde siempre ha vivido, con la Academia ‘Viva La Gente’.

“Mis padres Dagoberto Sabogal Vargas y Rosalba Morales Garzón desde muy temprana edad me inculcaron el amor por nuestras fiestas sampedrinas, ellos apoyaron mi formación artística y me acompañan siempre en cada presentación. Fui vinculándome en diferentes eventos folclóricos y desde ahí empecé a cautivarme esta bella danza”, comenta Sabogal.

Alexander estudió la secundaria en el INEM ‘Julián Motta Salas’, y allí se vinculó también al grupo de danzas del colegio donde conoció grupos folclóricos a los que luego perteneció, como Tradiciones Folclóricas del Huila, de Arlex Amézquita; y empezó después a enseñar el arte en el Instituto de Cultura Departamental.

“Luego me di la oportunidad de conocer más grupos y estuve en Marcep Casa de Reinas, de ahí conocí a Julio Cesar Silva, director de la Academia BDX que actualmente es uno de los mejores a nivel de Neiva y el departamento del Huila. Luego me vinculé a la compañía de danza folclórica el ballet de Alfonso Vargas, y así me di la oportunidad de volver a tomar esa conciencia a lo que más me caracterizaba que era el sanjuanero huilense”, menciona el bailarín opita.

Asegura que su éxito se debió al empeño y la perseverancia en alcanzar sus sueños. “Quise iniciar mi hoja de vida y pertenecer al grupo de parejos oficiales del Reinado Nacional de Bambuco, porque pensé que tenía talento y que lo que más anhelaba era perfeccionarme en la danza. Conocí a Alberto Barón, uno de los grandes maestros a nivel nacional y con él comencé a formarme como parejo oficial, tenía para esa época 20 años, fui un pupilo de él, me dio el impulso. Hice mi audición y gracias a Dios tuve la oportunidad de estar en ese listado como parejo oficial del Reinado Nacional del Bambuco” comenta muy feliz.

Alexander, desde los 10 años de edad vive cautivado por la danza folclórica.

Siempre en los primeros puestos

Es así, que Alexander con 18 años de experiencia como parejo oficial ha robado innumerables miradas en cada presentación de los diferentes reinados nacionales. Ha obtenido más de 10 coronas en los diferentes certámenes del bambuco. Este premio y reconocimiento ha sido resultado de su talento. Cada triunfo de las reinas que baila lo siente suyo.

“Desde que me vinculé a ser parejo oficial comencé a motivarme más bailando reinas intercolegiales, donde obtuve varios títulos. En el 2009 empecé a ganar con el de Señorita Neiva, después nuevamente gané Señorita Neiva, virreinas, princesas. El 2012 fue unos de los mejores años porqué gané la corona de Reina Popular, Señorita Neiva, Señorita Huila y Reina Nacional del Bambuco. En el 2014 nuevamente obtuve el Reinado de Señorita Neiva y Princesa departamental, en el 2015 gané la corona de virreina y princesa”, dice orgulloso.

Este año el bailarín opita tuvo la oportunidad de preparar a Paula Vargas Castillo, la niña representante de la Institución Educativa Promoción Social de El Pital al XXVII Festival Intercolegial Departamental del Sanjuanero Huilense 2019 y resultó siendo la ganadora. Para Alexander ese ha sido siempre su norte, obtener los primeros puestos.

Alexander, desde los 10 años de edad vive cautivado por la danza folclórica.

Experiencia significativa

Alexander Sabogal recuerda con cierta nostalgia muchas de sus experiencias hermosas. “La más linda que me ha marcado en mi vida fue en el 2012 cuando obtuve casi todos los títulos del Reinado del Bambuco, donde gané todas las coronas hasta la Intercolegial, entonces eso me dio más motivación y amor por lo que hago, porque yo sé que las coronas vienen del cielo”, manifiesta.

Agrega que su oficio no es solo enseñar a bailar, y que esta formación va mucho más allá. “Como parejo oficial no solo se forma a una reina en el baile sino que también en cultura general, y darles a entender qué es el sanjuanero huilense y nuestras raíces folclóricas” afirma.

Igualmente, a Sabogal lo apasiona cultivar la tradición de la danza folclórica en los más pequeños, “he venido también preparando las reinas infantiles para el certamen Herederos de la Tradición, no solamente aquí en Neiva sino en todo el Huila. Trabajar con los niños y niñas, es lo que me marca inculcarles el amor, el respeto y la tradición folclórica para que nunca se acabe esta bella danza”, añade el bailarín, quien además ha ido como tallerista a otras regiones del país a enseñar el sanjuanero huilense a diferentes agrupaciones folclóricas.

Su sueño ahora es formar su propia escuela de baile, en cuyo nombre se destaque, ‘Alexander Sabogal, preparador del Sanjuanero Huilense’.

Comentarios