En un país como el nuestro, donde las pasiones suelen salirse de cauce, y donde la gente grita en vez de dialogar, el periodismo tiene un deber sagrado con la sociedad y con la historia. Es el deber más delicado en una democracia auténtica. Es nada menos que el deber de informar con veracidad y con exactitud y de opinar con ponderación y serenidad.

Vamos por partes. En primer lugar, informar. Hace 200 años los grandes periodistas ingleses, que fueron los pioneros de diarios y gacetas, crearon un proverbio formidable según el cual “el comentario es libre, pero la noticia es sagrada”.

La información noticiosa, como tal, tiene que ser pura y genuina. Los hechos son como son. Uno no puede cambiarlos, ni tergiversarlos, porque le gusten o le disgusten. Los diarios más respetables del mundo son aquellos que saben separar admirablemente las noticias de sus propias opiniones, sin mezclarlas, sin torcerlas, sin manipularlas.

La Colombia de hoy necesita, más que nunca, de esa rotunda distinción. Las noticias son intocables y son como son y no como el periodista quisiera que fueran. No se puede suplantar la realidad ni tergiversar los hechos.

Otra cosa, en cambio, es la opinión del periódico o de sus comentaristas, expresada cotidianamente en la nota editorial o en las columnas destinadas para ello. Desgraciadamente, cada día se detecta con más frecuencia en la prensa nacional un revoltillo explosivo de ambas cosas. Hay que separarlas de una manera tan rotunda y tan clara que el lector sepa, desde el principio, que está leyendo una información o una opinión.

Estas reflexiones fueron escritas por el periodista, Juan Gossaín, con motivo de un aniversario de LA NACIÓN, y hoy, con la certeza de que no han perdido vigencia, las recordamos con motivo de nuestras bodas de plata.

En estos 25 años de LA NACIÓN, refrendamos nuestro compromiso de seguir enterando a los huilenses, con información útil y exacta, con contexto y con una gran dosis de investigación.

 

“En estos 25 años de LA NACIÓN, refrendamos nuestro compromiso de seguir enterando a los huilenses, con información útil y exacta, con contexto y con una gran dosis de investigación”

 

Comentarios