Piter Bonilla Díaz

Gustoso y siguiendo con mis ensayos de poesía, dedico la siguiente a la muy querida y entrañable familia de LA NACIÓN, de la cual me precio pertenecer  como columnista desde hace más de dos décadas, además del viejo nexo de amistad que me une con su gestor.

Dice así:

Al inicio del noventa y cuatro,

cuando iban hacia Rivera

el empresario Jesús Oviedo Pérez

con su amigo José Ignacio Ortíz,

le vino la idea al primero

de fundar un periódico aquí

para aportarle al Huila

otro medio de expresión

que fortaleciera la vocería

en  los distintos niveles

de todos sin excepción.

 

“Chucho” sabía que “Nacho”

como su afecta “llavería”

le seguiría exacta la idea

por su reconocida  experiencia

en el arte de la litografía.

Comenzó, entonces, la tarea

pa´concretar  el propósito

pensando en los equipos,

operarios, resto del personal

y desde luego sus costos.

 

Fue un empeño de seis meses

las veinticuatro horas del día

como sede fue escogido

un buen local ubicado

en el centro de Neiva-City.

 

Cuando la pretensión avanzaba

ampliaron la sociedad

de acuerdo a su profesión

designando a Fermín Segura

socio industrial-Director

y a Carlos Salamanca Cerón

como Jefe de Redacción.

 

El nombre no fue difícil,

además de amplio espectro

como es el de LA NACIÓN

por su atractivo universo.

 

Un asunto quedó claro

al fijar la directriz

que su única política

era ser INDEPENDIENTE,

cosa que no es fácil

pues nadie lo será

ya que necesariamente

pa´existir como ser humano,

o empresa cualquiera subsiste

con apoyo de los demás.

 

Sin embargo el matutino

ha hecho todo lo posible

con absoluta garantía

de cumplir con su objetivo

de servirle a los opitas

sin tomar ningún partido

de esos de bandería.

 

Y pa´comenzar su meta

sirvió de informativo

de los ochenta y nueve años

que para esas fechas cumplía

de creado el departamento

como ente administrativo.

 

Al cumplir en esta fecha

veinticinco años de fundado,

o sea sus BODAS DE PLATA,

merece reconocimiento

la gente que con tesón labora

y los que por allí han pasado

con profesionalismo constante

para así lograr el sueño

de su estoico fundador,

además de visionario Quijote,

quien aparte de esta rotativa

ha impulsado otras empresas,

incluida la Escuela FET,

para fomentar el desarrollo

que necesitan nuestra chica

y grande Patria querida.

 

Comentarios