Ernesto Macías Tovar es el presidente del Senado de la República.

Jesús Antonio Rojas Serrano

editorgeneral@lanacion.com.co

 

Está próximo a terminar el paso del huilense Ernesto Macías Tovar por la presidencia del Senado de la República. En este diálogo con LA NACIÓN, el dirigente político hace un balance. Habla sobre los temas que ocuparán la agenda nacional durante los próximos meses. Y confirma un secreto a voces: el distanciamiento con su colega de partido, Álvaro Hernán Prada.

 

Está llegando a su fin su presidencia del Congreso, ¿Qué balance deja su paso por una de las dignidades más importantes del país?

Cuando deje la presidencia del Congreso no voy a limitarme a entregar un balance sobre la cantidad de proyectos tramitados, sino a contarles a los colombianos cuál es el país que nos entregaron y cuáles son las dificultades para modificar lo que dejaron. Y el principal objetivo propuesto fue el de recuperar la separación de los poderes públicos, en especial la independencia del poder legislativo. El Congreso venía del peor de los mundos, porque estaba sometido por el ejecutivo e intimidado por el judicial. Creo que en este año logramos avanzar en la recuperación de esa independencia.

 

¿De qué le sirvió al Huila que Usted ocupara la presidencia del Senado?

Desde la presidencia del Senado logramos un buen entendimiento de la bancada de congresistas en la defensa de los intereses del Huila. Por ejemplo, lideramos la articulación de una sola propuesta para incluir las principales iniciativas de la región en el Plan de Desarrollo. Y gestionamos la concreción de recursos para la financiación de importantes obras que venían paralizadas. También trabajamos en la promoción de los productos del Huila, tanto a nivel nacional como internacional.

 

¿Qué fue lo más difícil de liderar el Congreso?

Me correspondió presidir un nuevo Congreso: los cabecillas de una organización terrorista convertidos en congresistas, el candidato presidencial derrotado con asiento en el Senado, y una izquierda envalentonada con un mayor número de curules. De otra parte, nos correspondió la transición entre las costumbres clientelistas del gobierno anterior, al esquema de relaciones entre el gobierno y el Congreso sin dádivas ni favores.

 

Por ser la cabeza visible del Congreso, las redes sociales le dieron en varias oportunidades durísimo, ¿Cómo sorteó toda clase de comentarios?

En un país polarizado no podía esperar nada distinto. Hay sectores políticos que manejan en las redes sociales grupos de cuentas ficticias que las llaman bodegas, creadas únicamente para insultar. Y quiero decirle que uno de mis pasatiempos, en mis escasos ratos libres, es bloquear cuentas de twitter.

 

Usted ha sido uno de los congresistas huilenses que le ha hecho seguimiento al problema vial en ‘Pericongo’, en la vía entre Neiva y Pitalito, ¿En qué va la solución definitiva?

Después de tres años y medio de prórrogas y permisividad del gobierno anterior con el contratista, el pasado mes de enero el nuevo gobierno inició el proceso de caducidad del contrato, y a pesar de los recursos interpuestos por el contratista, antes de terminar del presente mes de junio debe quedar finiquitado el acuerdo con una firma colombiana muy reconocida y bien reputada, la cual asume la concesión. Y el gobierno ha planteado como exigencia que la ejecución del contrato debe comenzar por el tramo Pericongo.

 

¿En qué va su proyecto sobre el Fondo de Estabilización de Precios del Café que beneficiaría a más de 500 mil familias cafeteras en el país?

Esta ha sido toda una batalla. Pero todas las luchas tienen su satisfacción, porque en este caso el Fondo de Estabilización de Precios del Café será muy pronto una realidad. El proyecto debe tener el último debate en Plenaria de Cámara antes de terminar el actual período de sesiones ordinario del Congreso. Yo espero celebrar muy pronto con los cafeteros del país esta meta cumplida.

 

¿Cómo le ha ido al Gobierno en el Congreso? ¿Por qué hay la percepción de que el presidente Duque no cuenta con el Congreso, de que está gobernando solo?

No ha sido fácil. Pero el Congreso de la República ya entendió que el gobierno cambió y que no puede haber una relación perversa del ejecutivo con el legislativo, basada en dádivas y favores. En las últimas semanas los proyectos del gobierno se han tramitado sin mayores inconvenientes.

 

¿Es suficiente el ajuste que hizo el presidente Duque a su gabinete con la salida de la Ministra de Justicia? ¿Está haciendo falta otro cambio?

Es posible que el presidente Duque haga otros cambios; sin embargo, más allá del cambio de ministros el problema está en la situación caótica en que Duque recibió el país y mientras no se supere la crisis fiscal e institucional, la percepción será distinta a la realidad. Para el corto tiempo, el balance del gobierno es muy bueno. Lo que ha hecho Duque en diez meses ha superado todas las expectativas.

 

¿Cuáles son, en su opinión, los temas que ocuparán la agenda nacional durante los próximos meses y qué hacer con ellos?

Estamos en una etapa electoral y los opositores del gobierno seguirán con su propósito de impedir la gobernabilidad y de fastidiar al Presidente. De otra parte, los colombianos seguiremos encontrando cada día más sorpresas desagradables y graves afectaciones a las instituciones derivadas de los acuerdos de La Habana. También, las mociones de censura en el Congreso contra los ministros seguirán y las marchas por todo serán cada vez más frecuentes.

 

Cada vez llegan más venezolanos al país, ¿Hay alguna salida?

La única salida es la caída de la Dictadura. Hoy han llegado a Colombia cerca de dos millones de venezolanos quienes demandan servicios de salud, empleo, educación y, sin duda, eso está golpeando de manera drástica las cifras económicas del país.

 

De otro lado, se acercan las elecciones en las que se elegirán nuevos alcaldes, gobernadores, concejales y diputados, ¿Qué cuentas hace el Centro Democrático en el Huila?

Nosotros no hacemos cálculos ni cuentas. Estamos trabajando para ganar la gobernación y varias alcaldías. Creo que vamos muy bien.

 

¿Manuel Macías llegará hasta el final o hay alguna posibilidad que se le una a otro candidato?

El Centro Democrático no escoge candidatos para negociar. Y Manuel Macías fue escogido y proclamado por el propio presidente Uribe para ganar la Gobernación, luego está descartada cualquier otra posibilidad. Y la candidatura de Manuel Macías es la única que crece cada día más. La última encuesta nos muestra que el reconocimiento y la intención de voto de Manuel Macías están creciendo vertiginosamente. Sin duda, tenemos el mejor candidato y llegaremos con él hasta el final, porque tiene todas las posibilidades y las condiciones para ser el próximo Gobernador del Huila.

 

¿Es cierto que su distanciamiento con Álvaro Hernán Prada, su colega de partido, es cada día mayor?

Es una realidad que no se puede ocultar.

 

 

 

 

 

 

Comentarios