El puente que une a los túneles 13 y 14 de la segunda calzada de la vía al Llano colapsó   ayer   al caer sobre esa infraestructura un voluminoso derrumbe en el sitio Mesa Grande. La inestabilidad de esa montaña también había afectado la boca del túnel 13, que es el que tiene cerrado el corredor vial entre Bogotá y Villavicencio, en el kilómetro 58 desde el pasado domingo.

El Cuerpo de Bomberos de Guayabetal confirmó lacaída de la estructura y aclararon que no se generó ninguna afectación a la población, que está a 200 metros de estas obras y que se mantiene bajo calamidad pública y con un Puesto de Mando Unificado por las autoridades Departamentales y Nacionales.

Manuel Felipe Gutiérrez, viceministro de Infraestructura del Ministerio del Transporte, también confirmó la caída del puente y agregó que esta situación no genera una mayor afectaciónfrente a la emergencia que se registra en ese corredor desde hace varios meses.

En Guayabetal, el municipio de Cundinamarca más afectado con los derrumbes y el cierre de la vía, se hacen simulacros permanentes para orientar a los más de 2.500 habitantes sobre cómo reaccionar ante cualquier emergencia.

En el Meta mantienen la alerta amarilla hospitalaria para poder atender cualquier situación de emergencia que se registre por los constantes derrumbes en el kilómetro 58 y 64, que rodean la localidad.

«Esto lo único que indica es que el tramo de doble calzada que inicia desde el puente de Chirajara y que quedó proyectado a través de la construcción de túneles y puentes por la parte alta de Guayabetal y que conectaba los túneles número 13 y 14, por medio de la construcción de este puente y que desembocaba o tenía su salida adelante del municipio en 1 km aproximadamente,no se podrá habilitar por parte de la concesionaria»,dijo William Valencia, presidente de la Sociedad de Ingenieros del Meta.

Y agregó que lo sucedido es lamentable para la región y es el reflejo de los malos diseños, de haber subestimado la montaña y no haber realizado mayores diseños de detalle en su etapa inicial de estudios de suelos y de geología. «Quedará un corredor vial de doble calzada de aproximadamente 5 a 6 km sin ponerse al servicio una vez construyan el puente de Chirajara que tampoco existe en el día de hoy… Lamentable para la ingeniería nacional, lamentable para nuestra región», indicó.

Ante la compleja situación que se vive por los continuos deslizamientos de tierra de la vía, autoridades nacionales decretaron desde el pasado viernes el cierre indefinido de este corredor vial que comunica los Llanos Orientales con el centro del país.

“Las autoridades nacionales tomaron como medida preventiva y de atención para la preservación de la vida humana, el cierre indefinido hasta que el corredor esté en condiciones de seguridad y transitabilidad y ante esa realidad vamos a buscar alternativas regionales y nacionales para salir adelante todos”, dijo la gobernadora del Meta, Marcela Amaya García.

Comentarios

Compartir
Artículo anterior¡Se prendió la fiesta!
Artículo siguienteBodas de plata