Alejandro Serna

Un momento célebre que no puede pasar desapercibido en la retina de los huilenses, es el cumplimiento de los 25 años del Periódico La Nación, el medio de comunicación impreso más influyente y leído del surcolombiano y del departamento del Huila, casa informativa de la cual me siento muy orgulloso de pertenecer, al abrirme las puertas en las columnas semanales desde hace varios años.

Cumplió entonces las bodas de plata este importante medio de comunicación, que se ha anquilosado en la vida y en la historia de nuestro departamento al registrar con responsabilidad e independencia, los hechos noticiosos más destacados de esta tierra de promisión y del país.

En estos primeros 25 años de la creación de este periódico, sea la oportunidad para hacer una sentida exaltación a un líder indiscutible que le ha puesto el alma, vida y sombrero para que este medio de comunicación tenga todo el reconocimiento en la actualidad y me refiero al trabajo desarrollado por décadas de parte del señor Jesús Oviedo Pérez, empresario y visionario huilense, fundador y presidente del Consejo Editorial del grupo informativo La Nación.

Es menester también hacer un meritorio reconocimiento al grupo de periodistas que han pertenecido a la familia La Nación en donde dejaron huella, así como de quienes hoy hacen parte del staff de profesionales y directivos, en cabeza de su Directora Ejecutiva Claudia Medina, que informan con objetividad y veracidad, en estos tiempos donde en otras casas editoriales se percibe un tufillo de censura informativa.

Asimismo, felicitar al grupo de trabajadores quienes trasnochan montando las planchas de impresión y a quienes madrugan todos los días sin descanso alguno para entregarnos los periódicos que han de ser leídos a tiempo, que es el fruto del trabajo en equipo, articulado y ordenado.

La libre expresión debe seguir garantizándose, para que se permita la existencia de las libertades, herramientas con las que los ciudadanos tengan el derecho de organizarse para la edición de medios de comunicación cuyos contenidos no estén controlados ni censurados por los poderes del Estado, así como también para que toda persona pueda publicar sus ideas libremente y sin censura previa.

Como columnista de opinión semanal, soy un privilegiado al tener la oportunidad de acompañar este periódico de circulación diario a lo largo de 10 años, haciendo parte de esta familia informativa que me ha acogido y me permitido desarrollar mis escritos con absoluta libertad, opinar sobre los diversos contextos políticos y sociales de Neiva y el departamento del Huila, sin nunca haber tenido el más minúsculo viso de censura.

A todo el equipo de La Nación y a sus asiduos lectores, mis más sinceras felicitaciones en su efeméride.

Comentarios