El asado huilense, uno de los platos tradicionales más preferidos.

Si su olor encanta, su sabor mucho más. Así es el asado huilense, un exquisito plato típico que se ha preparado por generaciones sin perder su esencia.

En la familia huilense de Edilson Pineda nunca ha habido San Pedro en que no se prepare este manjar. Hace algunos años él quiso que más personas lo degustaran, y hoy en día ha seguido promocionando esta tradición convirtiéndola además en una actividad económica.

Una vez hace el pedido, consigue las 8 arrobas en promedio de carne de cerdo, solo pulpa y costilla. Un día antes de ponerla asar, le agrega sal y le prepara el adobe, el cual contiene ingredientes como cebolla larga, ajo, pimentón, tomillo, laurel, orégano, nuez moscada, vinagre y un toque de cerveza. Hecha la carne en este adobe, masajeándola por algunos minutos, luego la pasa a bolsas pláticas y va directamente al refrigerador.

24 horas después, Edilson coloca la carne adobada en unas tinajas al horno de barro bien caliente. En dos horas y media, la carne toma un perfecto color dorado, entonces ya está lista para ser degustada.

La vende a $22.000 la libra, acompañada de insulso y arepa delgadita oreja e´perro. Por lo general entrega 110 platos, sus clientes quedan más que satisfechos.

No solamente la prepara en temporada de San Pedro, sino también una vez cada mes.

Este opita de pura cepa, dice que además del adobe, el amor y la entera disposición que pone en la preparación de este plato, lo más importante es poner en manos de Dios su proyecto para que todo salga bien. Además con su actividad económica, Edilson ayuda también de manera indirecta a otras personas.

Su asado huilense ha sido probado también en el departamento del Quindío siendo muy apreciado. Incluso ha traspasado fronteras, algunas personas le han encargado para enviarle a sus familiares en España, a donde luego de un viaje de 13 horas, llega perfecto para consumirse.

Comentarios