Los Pescuezones cerraron el Encuentro con broche de oro. Fotos: Luisa Dávila.

El requinto, el tambor, la marrana, el chucho y otros instrumentos más, a partir de los que se crea su música, sonaron para deleitar a los neivanos y turistas con la tonada del Rajaleña.

Once agrupaciones rajaleñeras, cinco infantiles y seis de adultos, participaron ayer del Encuentro que se desarrolló en el Centro Comercial San Pedro Plaza. Este tradicional evento, uno de los preferidos del público, congregó a los mejores exponentes de este aire típico del Huila, en aras de fortalecer la herencia patrimonial y cultural del departamento.

En la modalidad infantil participaron las agrupaciones, Los rucios del Tuco Reina, dirigido por el maestro Víctor Hugo Reina; Los Palmunos dirigidos por el maestro José Ricardo Ramos; Los Raspayucos dirigidos por Mauricio Díaz Ramos; Los Estropajos dirigidos por Marlyn Murcia y Los Pescueñitos dirigidos por Campoelías Vargas Núñez.

Por su parte, en la modalidad adultos, participaron las agrupaciones Sombrero de Pindo dirigidos por Juan David Morales; Cucamba Guagüeña dirigidos por el maestro Hernando Vivas Ramírez; Cantar Huilense del maestro Ever Tovar Almario; Los Alegres de San Jorge dirigidos por Marlio Mosquera; Los Caraguajos dirigidos por Orlando Cuenca y Los Pescuezones dirigidos por  Campoelías Vargas Núñez.

Los niños participantes, que aman el Rajaleña y las tradiciones del Huila, son conscientes de la necesidad de fortalecer nuestras raíces. “es nuestra cultura, nosotros pertenecemos al Huila y por eso su música también nos pertenece, es nuestro deber salvarla, porque en estos tiempos se escucha otra música, sería muy chévere que esta música fuera más escuchada”, dijo Isabel Andrea López Manchola, integrante de la agrupación Los rucios del Tuco Reina.

El encuentro estuvo muy concurrido y es de destacar la calidad de las interpretaciones musicales, vocales y las vestimentas que llevaban los grupos, las cuales destacaban la riqueza cultural del Huila.

 

 

 

 

 

Comentarios