Oscar Alvis Pinzón

El rajaleña es probablemente la más auténtica de las manifestaciones musicales del folclor del Huila. En cuanto a la musicalidad se refiere,  está sometida al ritmo del  popular paloparao, que al son del tambor, el chucho, la puerca, la esterilla y el cien patas, como instrumentos de percusión; y complementado con la cadencia armoniosa del tiple, el requinto y la guitarra. Su filosofía se expresa mostrando picardía y un doble sentido muy espontáneo, lo que corresponde a “rajar” la leña y sacarle astillas a la vida cotidiana. “El rajaleñas es el vivo  sentir de un pueblo. Es la expresión del campesino huilense, que manifiesta su inquietud en conquista amorosa, critica, desafío y filosofía picaresca”.

Rumichaca no está muerto – entre nosotros el sueña –  y vivirá para siempre –  como el rey del Rajaleña./ El reinado del bambuco – es la fiesta del opita – no se le olvide compadre – echarse la rodadita./ Dicen que allá en Guacirco – la vida es un sancocho – los hombres viven del chivo – y las mujeres del biscocho./ Tóqueme ese bambuquito – que me lo quiero aprender – para  llegar a mi casa – y tocárselo a mi mujer./ Esto me dijo mi chata – debajo de un palo de roble – está bien que se le parta – pero no que se le doble./ A la vecina de al lado – yo se lo estaba metiendo – el perico entre la jaula – que se le estaba saliendo./ El caballo por la rienda – el novillo por el anca – el hombre por la palabra – y la mujer por berraca.

Se dice que hay cultura – y al artista hay que apoyar – pero es el mismo cuento – mientras pasa el festival./ Al artista de la tierrita – se le paga al fiado – pero el que viene de afuera – se le paga adelantado./ El Huila ya se cansó – de represas y corruptos – de promesas incumplidas – y de tantos politiqueros juntos./ Que nuestros dirigentes de turno – no dejen solos a los municipios inundados – que revisen las compensaciones – para no quedar burlados e inundados./ A los disidentes y los del Eln – yo los invito a la reconciliación – que suelten a los guambitos – para brindarles salud y educación./ La paz es un buen negocio – que nos puede dar rentabilidad – que nos llevará a la prosperidad – en condiciones de equidad./ Ya nos tienen mamados – con la tal negociación – la paz no hay que negociarla – se lleva en el corazón./ Hay que entregar las armas – impedir que corruptos y rosqueros – utilicen la paz – con fines politiqueros./ Que se trabaje en equipo – para tener un país goleando – hagámosle un gol a la guerra – y así todos salimos ganando./ El fútbol es apasionado – hermoso y humano – pero sin estadio – la hinchada vive con desgano./ Los del Atlético están entrenando – tienen su cuento y su rollo – están armando el equipo – con el profesor Herrera y Patarroyo./ Yo canto con emoción – y también con alegría – que vivan los rajaleñas –que viva la tierra mía./ y ¡que viva el Huila y su folclor!

 

Comentarios