La asamblea de Comfamiliar confirmará a punta de poderes, a los cinco consejeros, delegados del empresariado.

RICARDO AREIZA

unidadinvestigativa@lanación.com.co

La anunciada renovación de los cuadros directivos de la Caja de Compensación Familiar del Huila, está por ahora descartada. A pesar de la dura puja empresarial que se venía desarrollando, la ratificación de la mayoría de los representantes de los empleadores está prácticamente cantada.

La asamblea general de afiliados prevista para hoy solamente confirmará la tendencia que la entidad ha mantenido en los últimos diez años.

El empresariado escogerá a cinco de los diez miembros del consejo directivo. Los otros cinco los elegirá la ministra de Trabajo, Alicia Arango de listas separadas enviadas por las centrales obreras.

Adicionalmente, los delegados designarán o confirmarán en el cargo al revisor fiscal. El proceso se realizará luego de la presentación y aprobación de los estados financieros y el balance del último ejercicio fiscal que ratifica además, los impactos negativos generados desde hace cinco años por el programa de salud, que mantiene en tela de juicio la viabilidad financiera de la institución, con 53 años de existencia.

Aun así, no habrá cambios significativos. Mientras en las calles retumbarán las tamboras y los rajaleñas, en el centro recreacional Los Lagos, los miembros del consejo directivo celebraran su Sampedrito electoral apunta de poderes.

Los consejeros aspiran la reelección.

 Segura ratificación

Aunque inicialmente se pensó que esta vez, habría una renovación de los cuadros directivos, en realidad, todo apunta a que la mayoría de los consejeros serán ratificados.

El evento, curiosamente, fue programado para este martes, en medio de la fiesta sampedrina, lo que de hecho incidirá en la poca participación del empresariado y por lo tanto, en la imposibilidad de una sustancial renovación del organismo directivo.

Mientras desfilan las candidatas al reinado departamental del bambuco, los delegados de los empleadores, con numerosos poderes en la mano, se jugarán su representación en el consejo directivo.

“A la asamblea podrán participar por lo menos 8.000  empleadores habilitados  que se encuentren a paz y salvo por todo concepto con la entidad”, confirmó el director administrativo Luis Miguel Losada. A 31 de diciembre tenía 9.900 empresas afiliadas.

“Hasta el viernes pasado, a las dos de la tarde, cuando venció el plazo, se inscribieron seis planchas con los respectivos poderes. No hubo reclamaciones y el proceso se surtió en normalidad”, afirmó.

La asamblea fue programada a partir de las 2:00 p.m. en el centro recreacional Los Lagos. A la última asamblea existían 8.229 empresas afiliadas de las cuales 6.165 estaban a paz y salvo. Finalmente sólo asistieron 33 de los 311 delegados con credencial. Esta vez, no será diferente.

La totalidad de los actuales consejeros aspiran  a la reelección. Todos, en campaña desde comienzos del año, se presentarán con los poderes recolectados durante los últimos cinco meses. Esa será la credencial que les garantizará la continuidad en el cargo.

Las listas

Entre los aspirantes a revalidar su representación figuran los comerciantes Ramón Antonio García Jácome, Eduardo Villareal Puentes y Francisco Javier Lozano Solórzano delegados de los comerciantes de Neiva.

Igualmente José Fernando Lamilla Rincón, representante de los empresarios del centro y occidente del Huila y José Adán Rodríguez Rojas por el sur.

Los actuales miembros del consejo directivo confían en que revalidarán el cupo. Sin embargo, otras dos opciones aspiran a ingresar al organismo directivo.

Las dos nuevas listas inscritas están encabezadas por la comerciante Norma Cruz, quien ya hizo parte del consejo directivo en la época de Armando Ariza, y el empresario Francisco Alejandro Duque Cabrera, quien aspira a poner su cuota de renovación.

Apretón fiscal

La asamblea general se realiza hoy en medio de una apretada situación financiera, provocada por el descalabro de la EPS.

La Caja de Compensación Familiar  arroja pérdidas acumuladas superiores a 157.928 millones, frente un patrimonio de 238.057 millones que representa casi el 66,34%. Estas pérdidas al término del ejercicio (2018) se han incrementado significativamente.

Los resultados financieros de la entidad comenzaron a impactar el patrimonio de la caja  a partir de 2017 cuando la EPS  reportó pérdidas acumuladas de 97.138 millones mitones, más las pérdidas del mercado de bienes de 3.526 millones, arrojan 100.062 millones. “Esta cifra tiene un peso significativo en el valor negativo de $157.928 millones, equivalente al 63.7°/a, del total de pérdidas”, según el reporte de la entidad.

Desde entonces los programas de salud (subsidiado y contributivo) y la unidad de negocios en el mercadeo de bienes comenzaron a perder de manera importante su viabilidad financiera.

“Este será uno de los retos que tendrá que definir el nuevo consejo directivo, lo que pasará con los supermercados, entre otros aspectos”, apuntó Losada.

La salvación

El plan de reorganización institucional, el único plan de salvamento que se viene explorando desde hace dos años, está en la incertidumbre. “Sin embargo, creemos que el plan debidamente ajustado, saldrá adelante”, expresó el director Luis Miguel Losada.

“El Gobierno anunció una ley de punto final para resolver la crisis de la salud y creemos que este será el alivio”, precisó.

En realidad la Supertintendencia Nacional de Salud improbó la primera fase del proceso. El superintendente de Salud, Fabio Aristizábal Ángel consideró que la propuesta de reorganización institucional no cumplía con los requisitos.

En estas condiciones las entidades tuvieron que ajustar los estudios y presentar de nuevo la propuesta, consistente en la creación de una sociedad por acciones simplificada en la que las cajas de compensación escindan sus activos y pasivos.

En alto riesgo

La Superintendencia Nacional de Salud ratificó los altos riesgos financieros que viene registrando la entidad desde el 2012, con pérdidas acumuladas que comenzaron a impactar el patrimonio de la entidad, poniendo en alto riesgo su sostenibilidad y amenazando la atención a 524.358 afiliados.

Según la evaluación anticipada, la EPS no cumple con las condiciones financieras y de solvencia (capital mínimo, patrimonio adecuado y régimen de inversiones de las reservas técnicas), establecidas en el Decreto 2702 de 2014, indispensables para las entidades que operan el aseguramiento en salud.

El régimen de inversión en reservas técnicas con corte a junio de 2018 es del 2,033% (unos 61.000 millones de pesos aproximadamente). Además, no cuenta con la verificación de la metodología de reservas técnicas definido por el organismo de control.

Los esfuerzos para contener la crisis no han sido suficientes. La EPS Comfamiliar presenta, según el estudio anticipado,  un nivel de endeudamiento crítico de 729,86 % con corte a junio de 2018.

“Pese a este impacto negativo que ha generado el programa de salud, la Caja incrementó sus programas sociales y los ha venido ejecutando sin interrupción. Este será el punto positivo del balance que presentaremos a la asamblea”, concluyó Losada.

Revolcón sindical

Los otros cinco miembros del consejo directivo, corresponde a la representación de los trabajadores, donde también se libra una descomunal puja. Los delegados serán elegidos por la ministra de Trabajo. La selección generó el cambio en las reglas del juego y podría generar el revolcón.  Esta semana, según la ministra se producirá el nombramiento.

Para los cinco escaños se radicaron 34 hojas de vida. De estas, seis corresponden a los trabajadores no sindicalizados. Otras 13 fueron radicadas por la CGT, 10 por la CUT y 5 por la CTC. Franco Arturo Ibarra Narváez actual representante de los trabajadores no sindicalizados, será reemplazado por Elsa Liliana Rubiano Cuéllar, esposa del piscicultor Eugenio Silva Ruiz.

Por la CGT

La CGT tendrá la mayor representación. Aspiran, Amparo Montes, Luz Myriam Gutiérrez, María Cristina Sánchez Murcia, Jairo Leonardo Patarroyo, José Alfonso Núñez Hernández, Oscar Mauricio Cerquera Ortiz, Gerardo Lugo Castro, Levid Bermeo Quintero, Rafael Hernández Chávarro, Carlos Silva Guarnizo,  Miguel Ignacio Aya García, Nencer Cárdenas Cediel y Miller Silva Castañeda.

Por la CUT

La Central Unitaria de Trabajadores (CUT) postuló a diez sindicalistas: Hernando Quesada, Jacob Rojas, Blanca Eliana Ramírez Silva, Imelda Castrillón Tovar, Martha Nadiezhda Cuéllar Cuenca, Luis Eduardo López Día, Eisenhower Orjuela, Elsa Dussán Quiza,  Alexander Trujillo Baca y José Luis Castellanos, quien aspira a la reelección.

Por la CTC

Luis Alberto Trujillo Salazar, quien aspira a la reelección;  Clara Ruby Flórez Osso Oswaldo Ramírez Villegas, Kely Johanna González Gómez y Diana Marcela Crespo Vargas.

Comentarios