Brasil y Paraguay animarán hoy el primer duelo de los cuartos de final de la Copa América Brasil 2019, un partido de pronóstico reservado, donde prevalecerá el equipo de mayor inteligencia y de menos errores.

El coliseo para este duelo eliminatorio será el Arena do Gremio de Porto Alegre, cuando el reloj marque las 7:30 p.m. en Colombia. En caso de igualdad en los 90 minutos, el pasaje a las semifinales se definirá desde el punto penal.

Sin el equilibrista

Para el DT Adenor Bacchi ‘Tite’, Casemiro es una pieza bisagra de su orquesta en el medio sector. Desde que el centrocampista del Real Madrid formó parte del onceno del adiestrador, Brasil no ha conocido derrotas.

A parte de ser un amuleto de la suerte, Casemiro brinda el equilibrio necesario a la Canarinha entre la defensa y el ataque, pero una suspensión por acumulación de tarjetas amarillas, no le permitirá estar ante Paraguay.
El técnico brasileño optaría por Fernandinho para reemplazar a Casemiro en el mediocampo. La única duda en el equipo anfitrión, que encontró en el extremo Everton, jugador del Gremio, el desequilibrio y los goles ante la ausencia de su estrella Neymar.

Más local aún se sentirá Everton debido a que, ante los guaraníes, jugará en el estadio donde cada domingo hace vibrar a la hinchada local. Un aliciente que será aprovechado por Tite.

Por la derecha, Gabriel Jesús es ahora la alternativa en vez de Richarlison. En el centro, Roberto Firmino sigue siendo indiscutible.

Brasil llega a los cuartos de final tras ser primero en el Grupo A (7 puntos). En la primera jornada goleó a Bolivia 3-0; empató ante Venezuela 0-0 y superó a Perú 5-0.

Rendirse jamás

Paraguay llega a esta instancia sin cosechar triunfos. Dos empates 2-2 ante Qatar y 1-1 con Argentina, más una derrota 1-0 contra Colombia, dan la cuenta de 2 puntos para los paraguayos en el Grupo B.

La historia le hace un guiño a la Albirroja ya que, en las últimas presentaciones por Copa América ante Brasil y justamente en los cuartos de final, ha salido airoso desde los doce pasos (2011 y 2015).

La fortaleza defensiva será fundamental para Paraguay. Si logra resistir a los embates brasileños, tendrá muchas chances de llegar a meta rival con sus veloces atacantes como Miguel Almirón o Derlis González, que ya se hicieron sentir ante Argentina.

Para el DT Eduardo Berizzo, el lance se concentrará en zona paraguaya, pero si se logra salir de ese asedio, Paraguay tiene “equipo y fútbol para encarar con dignidad los cuartos de final, pero no nos debemos equivocar en ninguna de nuestras líneas”.

 

Comentarios

comentarios