Las tejedoras de pindo de Palermo, presentes en el Encuentro Nacional de Maestros Artesanos, en el Recinto Ferial La Vorágine.

Desde ayer y hasta el próximo 1 de julio están abiertas las puertas del Recinto Ferial La Vorágine para descubrir lo mejor de maestros artesanos de 15 municipios del Huila y otras regiones del país.

Se trata del gran y auténtico Encuentro Nacional de Maestros Artesanos en su versión 27, que desarrolla Corposanpedro en el marco del 59 Festival Folclórico Reinado Nacional del Bambuco y Muestra Internacional del Folclor 2019.

En este escenario se puede encontrar en sus dos pabellones una rica oferta de oficios como la cerámica, alfarería, vitrofusión, madera, cestería, tejeduría, bisutería y joyería, entre otros

La entrada es completamente gratis para quienes gustan de admirar y adquirir artesanías de calidad.

Entre el selecto grupo de maestros artesanos expositores, se encuentra Jaime Ledesma con su técnica de tallaje en piedra, heredado de la cultura ancestral de san Agustín. Trabajar la piedra, arte que ha realizado Jaime por 15 años, no es un proceso fácil. Esta materia prima es pesada, hay que buscarla en el río y seleccionar la que mejor se pueda forjar. En su taller ubicado en zona rural de Pitalito, Jaime crea morteros, metates, ensaladeras, pataconeras, apiceras, lavamanos, utilitarias y todo lo relacionado en la línea de cocina y mesa.

“Es especial para conservar los alimentos, porque la piedra es térmica. Invitamos a la gente Neiva y los municipios circunvecinos a que vengan a ver algo novedoso, exclusivo que hemos traído a exponerles, menciona el maestro artesano.

El maestro artesano Jaime Ledesma, muestra su técnica de tallaje en piedra.

El pindo, toda una escuela

Blanca Estella Ruiz Ovalle, de 61 años, es otra de las maestras artesanas que participan de este gran Encuentro. Ella proviene del municipio de Palermo, y hace parte de la Cooperativa Multiactiva de Artesanos de Pindo de Palermo, Coartepindo. Aprendió hace 12 años la técnica del pindo, que sus manos trenzan para hacer el famoso sombrero que ha sido declarado patrimonio cultural del departamento del Huila. En este material fabrica además hermosos bolsos, monederos, abanicos, gorras, sandalias, alpargatas, cinturones, y todo lo que se pueda imaginar.

“Nos ha ido muy bien en la feria, la gente nos ha visitado mucho y nuestros productos se han vendido”, dice muy segura.

Lo genial de este saber, es que en el propósito de hacer el relevo gerenacional, en el municipio de Palermo, Coartepindo  con el apoyo de Vigías del Patrimonio Cultural tuvieron en el 2011 la iniciativa de crear la Escuela de Tejeduría del Pindo, donde actualmente 250 niños, niñas y jóvenes están aprendiendo este tejido con el aporte de las artesanas, convirtiéndose en los herederos de este saber ancestral. Así no tenderá a desaparecer.

Comentarios

comentarios