Camilo Núñez es el vicerrector administrativo de la Universidad Surcolombiana.

El vicerrector administrativo de la Usco, Camilo Núñez, deja claro que no ha habido devolución de dineros al Ministerio de Educación. También habla sobre los refrigerios costosos y las polémicas comisiones de estudio.

Sobre el hallazgo de la plata del Ministerio de Educación, ¿Se devolvieron o no $2.342 millones?

No lo dice en esos términos la Contraloría. Tenemos aquí presente el informe de auditoría de la Contraloría, donde textualmente hay una confusión porque es el hallazgo 29 que plantea como título Devolución Recursos de Nación, pero cuando uno ve la redacción del mismo hallazgo habla de que la Universidad registró una devolución interna de recursos por valor de $2.342 millones. Lo que sucede en temas de devolución internos es que a nosotros nos llegan estos recursos a una cuenta nacional, ingresan como recursos propios a la Universidad, pero la Universidad lo que hace es unos ajustes contables para trasferir esos recursos a distintas cuentas que son de la misma Universidad, entonces, realmente devolución no hay. Si hubiese devolución, el hallazgo hubiese sido con incidencia fiscal y lo que vemos es que el hallazgo es con incidencia disciplinaria por hacer transferencias internas y después hacemos devolución interna dentro de las mismas cuentas de la Universidad; eso es lo que está glosando la Contraloría. Realmente, devolución de recursos no hay porque los recursos que nos gira el Gobierno Nacional ingresan como recursos propios a la universidad, tanto así que si nosotros no logramos ejecutarlos dentro de una vigencia, pasan a la siguiente vigencia como recursos del balance.

¿Se creó o no el patrimonio autónomo pensional?

Lo que hay que decir es que el Consejo Superior creó el patrimonio autónomo y definió una cifra sobre la cual se debía iniciar ese patrimonio autónomo con base de un cálculo de autoridad que hicieron a 2010. Qué ha pasado. La glosa que la Contraloría nos hace es que la Universidad tiene una cuenta de uso restringido, pero lo que no se ha hecho por parte de la Universidad es que estos recursos se giren a una fiducia para que los recursos sean administrados como un tema de patrimonio autónomo. Qué es lo que nos cuestiona la Contraloría, que nosotros no hemos hecho ese contrato de fiducia y no hemos transferido esos recursos de las cuentas de la Universidad a ese patrimonio autónomo desde el año 2011. Son situaciones que se han venido generando desde administraciones anteriores. Hay que firmar ese contrato de fiducia y hay que transferir esos recursos a ese patrimonio autónomo. En este tema le hallamos la razón a la Contraloría. El año pasado se hizo un estudio de autoridad que arrojaba cerca de 30 mil millones de pesos en pasivo pensional, pero de todas formas eso requiere una revisión por parte de la Universidad.

La Contraloría está hablando de refrigerios costosos en la Universidad Surcolombiana, ¿Qué responde?

Este es el hallazgo 10 que nos plantea la Contraloría con base en los decretos de austeridad del gasto. Hay unas normas nacionales que establecen que la Universidad debe propender austeridad del gasto en algunos temas específicos como alojamiento, alimentación. Qué es lo que nosotros contradecimos. La Contraloría dice que estos recursos son provenientes del Ministerio de Educación Nacional y recursos propios de la Universidad. Lo que tenemos nosotros de información contable es que estos gastos se sufragaron con rubros de bienestar social de la Universidad. La Contraloría plantea es que no se tenían que haber realizado contratos sino a través de caja menor. Ahí nosotros si tenemos diferencias con el criterio que tiene la Contraloría porque hacer pagos por $40 millones por caja menor, pues no es el deber ser de las cajas menores. Las cajas menores se plantean para situaciones de urgencia, situaciones imprevisibles. Las sesiones del Consejo Superior, reuniones académicas, comités administrativos, están planeadas desde el año anterior. Hay además una justificación para las comidas a los miembros del Consejo Superior. Estas sesiones se extienden, hay sesiones que pueden durar ocho horas, que inician a las 8 de la mañana y terminan a las cuatro de la tarde.

La Contraloría también está hablando del incumplimiento de las comisiones de estudio otorgadas a un exrector y un docente, ¿Qué gestiones ha hecho la Usco para recuperar la plata otorgada por esas comisiones de estudio?

Realmente son temas antiguos de la Universidad. Uno de esos es Jesús Antonio Motta, quien fue rector de la Universidad Surcolombiana. A él se le otorgó una comisión de estudios hace muchos años y lo que ha cuestionado no sólo la Contraloría sino también la justicia penal es la supervisión de esos profesores que se van a una comisión de estudios. Para esto hay que decir que la Universidad ha tomado medidas. Antes casi que eran a criterio discrecional del señor Rector, ahora, un profesor que se va en comisión de estudios tiene que hacer una hoja de ruta, estar dentro de un plan de formación, tiene que ser aprobado por el Comité de Selección y Evaluación Docente del Consejo Académico, y el Consejo Superior tiene unos criterios definidos para definir qué profesores se van a comisiones de estudio. Frente a eso la Universidad ha tenido muchas mejoras. Se deben además establecer pólizas y dejar como garantías inmuebles a la Universidad, se constituyen hipotecas para garantizar el cumplimiento de las comisiones de estudio.

¿Qué viene tras este informe de auditoría?

Lo primero que hay que decir es que estos informes de auditoría son el qué hacer de las entidades públicas. Todos los años nosotros recibimos auditorías y las vemos como un apoyo de una visión externa. Más que un juzgamiento inquisitivo, son una ayuda en nuestra gestión. Lo que ya tenemos es que debemos presentar al 9 de julio próximo el plan de mejora, cómo vamos a mejorar cada uno de los hallazgos que ha planteado la Contraloría. Desde la rectoría y todos los órganos directivos de la Universidad, hemos estructurado ese plan de mejora. Este 4 de julio, el Consejo Superior va a hacer una revisión de ese plan.

El fallo del Consejo de Estado que resuelve el futuro de la rectora titular está por salir, ¿Qué augura?

Vemos con buenos ojos de que el fallo vaya a salir a favor porque hay unos elementos, además de lo que ya se ha conocido en la opinión publica de temas jurídicos, también hay unos temas probatorios que no se han visto dentro del proceso y no se ha hablado de ello, entonces, ese tema probatorio creería que puede darle un viraje a lo que en la opinión pública se está hablando frente al fallo.

 

 

Comentarios