Pablo Emilio Bahamón es el rector encargado de la Usco.

El rector encargado y el vicerrector administrativo de la Universidad Surcolombiana responden a los cuestionamientos que la Contraloría hizo recientemente a través de un informe de auditoría. Pablo Emilio Bahamón y Camilo Núñez comparten algunos hallazgos y otros los controvierten.

¿Qué análisis ha hecho la Univesidad Surcolombiana al informe de la Contraloría?

El informe es del año 2018 y muchos hallazgos son de administraciones anteriores. Hay hallazgos que tenemos desde 2011 y así sucesivamente debido a que las administraciones anteriores, posiblemente, no hicieron un plan de mejora. Sin embargo, nosotros como administración tenemos que asumir ese compromiso y buscar alternativas. Hay hallazgos que podemos desvirtuar debido a la autonomía que tiene la Universidad. Hay otros hallazgos que reconocemos en que la Contraloría tiene la razón. Ya establecimos un plan de mejora con sus respectivas acciones.

¿Por qué la opinión de la Contraloría sobre los estados financieros fue negativa?

Hay muchos elementos desde lo financiero que podemos dar respuesta. Hay otros en los que nosotros, con toda la sinceridad del caso, tenemos que asumir y buscar planes de acción.

¿En cuáles, por ejemplo, se comprometen a acciones de mejora?

En la devolución de recursos, nosotros podemos dar explicación. Lo mismo pasa con el pasivo pensional. El asunto de los refrigerios también se puede desvirtuar.

¿Y esas acciones de mejora ya están en marcha?

Ya se viene realizando un trabajo conjuntamente con las diferentes dependencias. El plan de mejora ya está para responder a cada uno de los hallazgos de una manera muy pertinente, buscando evitar estos errores en el futuro.

¿Cómo está hoy la Usco, sin su rectora titular?

La universidad Surcolombiana viene trabajando normalmente en sus componentes misionales, la parte académica, investigativa, de proyección social; no ha habido parálisis. Por ejemplo, seguimos trabajando en los procesos de acreditación institucional; hemos establecido cinco mesas de trabajo para responder a las diferentes condiciones y factores que plantea el Consejo Nacional de Acreditación. Hemos participado en investigación y estamos atendiendo todas las convocatorias que nos hace Colciencias. En la parte académica venimos trabajando normalmente, hemos venido trabajando en la creación de nuevos pregrados, maestrías y doctorados.

¿Cómo está hoy la Usco en infraestructura?

Hemos avanzado en este poco tiempo en la parte de infraestructura; hemos revisado todo lo que son los parqueaderos, las oficinas de los diferentes empleados, maestros. Queremos decirles también que las aulas las vamos a dotar de video-beams  modernos, televisiores, escritorios para los maestros. Quiero destacar también un trabajo que es el del auditorio de la Universidad Surcolombiana que está ubicado en la Facultad de Economía y Administración. Por intermedio del gobernador del Huila, el OCAD nos aprobó la suma de $4.900 millones para terminar la dotación del auditorio nuestro, que queda para 700 aforos y es el más moderno de la región surcolombiana. Venimos trabajando de una manera muy dinámica y lo más bonito de esto es que es un equipo de trabajo que está asumiendo este compromiso. La ausencia de la profesora Nidia no se está notando en toda esa parte de operatividad de la universidad. Hay que destacar el trabajo que vienen haciendo nuestros vicerrectores: el vicerrector administrativo, Camilo Núñez; la vicerrectora académica Nayibi Salazar; la Vicerrectora de Investigación y todo el papel que viene cumpliendo la oficina de planeación y la parte jurídica.

¿Cómo va la reacreditación institucional?

La renovación de acreditación de un programa o a nivel institucional es mucho más complejo que la acreditación. Esta administración tiene todo el compromiso y voluntad para lograr la renovación de acreditación de alta calidad. Estamos trabajando muy fuerte. Yo quiero, defiendo y amo la universidad. Tenemos que luchar nosotros incansablemente para esa renovación. Todo el equipo de trabajo está comprometido.

 

¿Hasta cuándo va su encargo como rector?

Mi encargo va hasta que el Consejo Superior diga: hasta aquí va profesor Pablo Bahamon. Como le dije, no se siente el vacío de la profesora Nidia, aunque no hay que desconocer que ella es una líder de la institución. Ella tuvo el 62% de la votación, ganó en todos los estamentos. Nos hace falta, pero los proyectos siguen. Creo que nosotros como institución y como equipo debemos seguir laborando si el Consejo Superior nos da la posibilidad de continuar ahí.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios