Así lo asegura el concejal Juan Carlos Ramón, quien adelantó un debate sobre la inseguridad en la capital del Huila, y evidenció que la guerra del microtráfico en las comunas, ya obliga a familias enteras, a marcharse de la ciudad, para evitar terminar siendo víctimas de atentados contra sus vidas.

Según Ramón, este panorama, hace parte de la realidad que hoy vive la capital del Huila, en materia de inseguridad. El concejal presentó unas cifras realmente alarmantes, y que fueron corroboradas por el Secretario de Gobierno de Neiva, el coronel retirado, Miguel Martín Moncaleano.

“Hoy el mismo Secretario de Gobierno reconoció que la misma guerra de pandillas ha generado desplazamiento de familias en las comunas 10, en la 6 en la 8. Yo presenté tres casos de familias que han tenido que dejar sus hogares porque están siendo amenazados por estas pandillas que se disputan el control del territorio. Y el problema es que no hay posibilidad de ayudarlos. En homicidio no bajamos los índices, 83 casos el año pasado y este año ya llevamos 33 muertos, pero el segundo semestre es el más sangriento. En hurto a personas, la cifra ha aumentado un 31%. Hay un promedio de 9 personas asaltadas al día, es decir que en este momento ya se han atracado unas 4 o 5 personas, y eso, entre las que denuncian, es decir, más de 3000 personas al mes. A residencias aumentó un 17%, a comercio en un 3%, el delito sexual un 14%. Solamente en las metas del Plan de Desarrollo se ha cumplido en el 2018, 42% de las metas. En homicidio no hemos cumplido, en hurto a motocicletas, hurto a personas, etc. Yo veo que nos seguimos rajando, y eso es preocupante”, denunció el cabildante.

El concejal denunció además que hay varias cámaras de seguridad que no están funcionando, además que se ha disminuido el pie de fuerza en la ciudad, porque varios agentes han sido dados de baja o se han pensionado, y otros como los que estaban en el corregimiento de San Luis, se encuentran en licencia, y eso ha permitido aumentar la inseguridad.

“Vamos mejorando”

El coronel (r) Miguel Moncaleano, Secretario de Gobierno, señaló que aunque las cifras no son las ideales, durante el 2019, se ha empezado a evidenciar una disminución en los índices, respecto a años anteriores. “Estamos haciendo muchos esfuerzos para mejorar la convivencia y seguridad ciudadana. Esto es un problema nacional. El año pasado entró a funcionar el sistema virtual de denuncias y eso ha hecho que la gente pueda denunciar más fácil los robos y por ende las cifras aumenten. Sin embargo hay otras cifras favorables, en homicidios la cifra nuestra está por debajo de la media nacional, sí estamos preocupados por el hurto a personas, pero ya estamos entregando 10 CAI móviles, uno para cada comuna; con el Ministerio del Interior gestionamos 50 cámaras y extender la fibra óptica para las demás cámaras para mejorar la televigilancia. Mostramos que en el 2019 las cifras han mejorado, el hurto a comercio lo hemos reducido un 25%, van 3 homicidios menos respecto al año pasado, y eso demuestra una curva en disminución”, expuso.

Concejales como Marco Alirio Carrasquilla, cuestionó las cifras presentadas, pues a su juicio es evidente el deterioro de la seguridad en la ciudad, y criticó el hecho que no se estén logrando cumplir las metas del plan de Desarrollo, pues el actual, ha sido de los planes menos ambiciosos de los últimos años en la ciudad. “Esta es una secuencia de cuatro años caótica, en materia de cumplimiento de metas del Plan de Desarrollo, y eso que no fue el plan de desarrollo más ambicioso, y ni siquiera así se ha cumplido y menos en este tema como lo es la seguridad. Cuando se trata de darnos cifras, todo mundo queda feliz, pero cuando sale uno a la calle, se da cuenta uno que las cifras son diferentes de la realidad”, sentenció.

Los concejales regresarán a sesión mañana, a partir de las 8:30 AM, con debate a los Secretarios de Gobierno y Educación, por los problemas de seguridad en las instituciones educativas en la zona rural. Citantes, los concejales Marco Carrasquilla y Juan Pablo Perdomo. Invitados también, el personero Oscar Zúñiga y el coronel Livio Castillo, comandante Policía Metropolitana.

Comentarios