Baños en mal estado, salones sin ventiladores, ni iluminación y hasta sin pupitres es lo que deben soportar a diario los estudiantes de la Institución Educativa ‘Jairo Morera Lizcano’ ubicada en el barrio Las Acacias II de la Comuna 8 de la ciudad de Neiva.

Cansados de esta situación y de las “promesas incumplidas”, realizaron ayer una protesta a las afueras del plantel, donde con carteles y arengas exigieron el mejoramiento de las instalaciones, así como de la planta docente, mayor seguridad entre otras cosas.

“Hemos tomado esta alternativa porque la verdad estamos cansados que vengan y nos prometan y nos sigan incumpliendo las cosas. Entre ellas es el encerramiento para la institución, algo que nos  han prometido durante años y nada que se ve que empiecen con algo, no solo es eso, falta de profesores, aseadores, pupitres, tenemos estudiantes que reciben clases en el suelo y en sillas Rimax”, expresó María Camila Orozco, personera estudiantil.

“Además tenemos profesores que ya no están en condiciones de estar dictando clases, y nos los siguen asignado y ellos con licencia, y los alumnos son los que están perdiendo clases porque no vienen, ni dejan su puesto y no nos mandan el reemplazo, la idea es que nos escuchen porque estamos cansados de callar y callar”, añadió.

Incluso, recientemente a los salones del Grado 11 les robaron los ventiladores, lo que hace que en horas de la tarde se vuelva insoportable recibir clases debido a las altas temperaturas. “Durante las vacaciones nos robaron, aquí no hay seguridad, tenemos poquitas cosas y para completar nos las roban”.

Por su parte, Pablo Antonio Oviedo Arias, docente de la institución, expresó que “sencillamente la situación que se está presentando es fácil describirla. El lunes que iniciamos nuevamente las clases nos encontramos nuevamente con la sorpresa que tenemos 8 o 9 estudiantes en cada uno de los salones que no tiene pupitre y tienen que sentarse en el piso a recibir las clases, y eso pasa aquí en Neiva en las instituciones educativas como las nuestras”.

El profesor denunció la falta de compromiso de la Administración Municipal para solucionar la difícil situación que se presenta. “Aquí hay un compromiso de encerramiento del patio externo de la institución, porque el muro que hay está en malas condiciones y es peligroso que se desplome. Y estaba otro compromiso también, como ponerle el techo al polideportivo, porque los muchachos están expuestos al sol y la lluvia, el secretario de Educación vino aquí como en tres ocasiones y se comprometió que empezaban a construir en mayo, después que en junio y estamos en julio y no se ha visto nada”.

Docentes y estudiantes exigen una solución inmediata. “Los estudiantes tomaron la decisión de paralizar las clases de manera escalonada. El viernes hay entrega de boletines y los muchachos van aprovechar ese espacio para hablar con padres de familia”.

“Esta es una comunidad humilde, todo el municipio sabe que la Comuna 8 está marcada por la violencia y la pobreza, la única esperanza de los chicos es el estudio y la institución debe estar a la obligación de brindarles las condiciones dignas y ni siquiera tenemos laboratorio de física y química, y de aquí han salido ocho promociones”.

Erika Valentina, del grado octavo también comentó las precarias condiciones en las que deben recibir clases. “Estamos cansados con esta situación, de verdad es lamentable que muchos de mis compañeros tengan que recibir clases en el suelo”.

Igualmente, Maicol Rayo del grado once, dijo que “estamos protestando por todas las promesas incumplidas, esperamos que nos escuchen y que esta vez sí nos cumplan por fin”.

Los estudiantes afirmaron que continuarán protestando y seguirán con el paro escalonado, hasta tanto no haya una solución definitiva que les permita continuar con sus clases normalmente.

Arrumados entre la maleza permanecen los pupitres del colegio.
En sillas Rimax algunos estudiantes reciben sus clases.
El colegio, ni siquiera cuenta con una adecuada zona para la recreación de sus estudiantes.

 

Comentarios