Alejandra Barrios es la directora de la Misión de Observación Electoral, MOE.

Jesús Antonio Rojas Serano
editorgeneral@lanacion.com.co

La directora de la Misión de Observación Electoral, MOE, Alejandra Barrios, da a conocer en este diálogo con LA NACIÓN cuáles son las preocupaciones que tienen en el Huila, de cara a las elecciones de octubre próximo. Trashumancia en Neiva, Altamira y Pitalito; publicidad extemporánea y la seguridad de candidatos en San Agustín e Isnos, son algunas de esas preocupaciones.

A tres meses y medio de las elecciones regionales, ¿Cuál es el panorama de violencia política, anomalías e irregularidades según la MOE?
Estamos entrando en el proceso de finalización de las inscripciones de candidaturas. Lamentablemente estamos observando el aumento de la violencia contra líderes sociales, comunales y ahora políticos. Desde el inicio del proceso electoral el pasado 27 de octubre hasta hoy tenemos registrados un total de 265 hechos de violencia. De estos, 34 son hechos contra precandidatos. Este es un reto enorme, pues veníamos de dos procesos electorales en donde los factores de violencia no estaban impactando el proceso electoral.

En materia de irregularidades, ¿Cuáles son las más denunciadas?

Frente a delitos e irregularidades electorales, la MOE ya activó la plataforma www.pilasconelvoto.com en donde estamos recibiendo informaciones ciudadanas de todo el país. Hasta el momento tenemos un total de 283 reportes principalmente sobre publicidad
extemporánea, participación en política de funcionarios públicos, compra y venta de votos y trasteo de votos que se observa en las altas tasas de inscripción de cédulas en algunos departamentos.

Sobre la muerte de líderes políticos, sociales o comunales en el país, ¿Qué está haciendo falta?
Lo primero que se necesita es la articulación en labores de prevención e información por parte de actores como el ministerio público, los gobiernos locales, departamentales y nacionales, instituciones encargadas de la seguridad como las Fuerzas Armadas, la Fiscalía, la Policía, El Consejo Nacional Electoral y de manera determinante los partidos políticos. Hoy estamos necesitando que las comisiones de seguimiento electoral se conviertan en el espacio real para alertar y prevenir hechos de violencia que puedan afectar las elecciones.
También necesitamos que los partidos políticos tengan una corresponsabilidad frente al tema.

Frente a debates electorales anteriores, ¿Hay más reportes ciudadanos ahora?
En estricto sentido hoy el fenómeno de irregularidades si ha tenido un cambio muy importante relacionado principalmente con la cantidad de Grupos Significativos de Ciudadanos inscritos que están recogiendo firmas y haciendo publicidad sin mayor control sobre su financiación y donde seguramente muchos de ellos serán avalados por partidos
políticos tradicionales.

¿Cuáles son las principales preocupaciones de la MOE en el Huila de cara a las elecciones de octubre?
Una primera preocupación está relacionada con trashumancia electoral sobre todo en Neiva, Altamira y Pitalito. Hemos visto publicidad extemporánea de candidatos, asunto que el Consejo Nacional Electoral debe investigar una vez se inscriban oficialmente. Finalmente, el tema de seguridad de candidatos sobre todo en municipios como San Agustín e Isnos.

¿Sí es posible evitar que los funcionarios públicos promuevan campañas políticas?
Este ha sido uno de los grandes focos de entrada de la corrupción a la política y su solución necesita de muchas aristas. Por ejemplo, hacer cumplir la ley de garantías es un primer paso pues hoy por hoy, a pesar de las prohibiciones, se siguen celebrando convenios interadministrativos en época electoral. Por otra parte, están los organismos de control en lo local pues en muchos casos son los que a pesar de las denuncias no tienen los recursos investigativos o la voluntad de querer sancionar. Finalmente, es importante que las veedurías, la sociedad civil y los medios de comunicación tengan un papel importante en hacer seguimiento a la contratación pública previa a elecciones, pues es por allí por donde se desvían los recursos a las campañas políticas.

Usted ha advertido sobre el aumento del registro de grupos significativos de ciudadanos, ¿Por qué la alerta?
Desde el 27 de octubre de 2018 hasta el 27 de junio de 2019, se inscribieron un total de 1.253 comités promotores de Grupos Significativos de Ciudadanos, 443 más que para elecciones de 2015. Esta figura que antes era usada por candidatos quienes no se sentían
representados por los partidos tradicionales ha venido teniendo una malformación. Primero, esta figura permite adelantar la campaña un año antes, hacer publicidad anticipada y comenzar a recibir y ejecutar recursos económicos sin posible control por parte de las autoridades electorales. Hay que agregar que finalmente muchos de estos grupos terminan siendo avalados por partidos tradicionales, pervirtiendo la figura por la cual fue creada.

El presidente Iván Duque ha planteado reducir la financiación en efectivo de las campañas, ¿Qué opina?
El tema del dinero en efectivo claramente es una preocupación, pues hace más difícil para las autoridades hacer un seguimiento estricto del origen, monto y destino de los recursos y son la entrada de financiación ilegal e irregular. En esta falta de control sobre la financiación electoral, por parte del Estado, reside la corrupción política que se traduce en contratación a dedo, sobre costos en la contratación de financiadores de campañas, malversación de recursos públicos y cooptación por parte de bandas criminales de las
administraciones locales.

¿Qué otras medidas a fondo se necesitan para garantizar transparencia en los comicios?
En este momento hemos insistido en la necesidad de comenzar a realizar las comisiones de seguimiento electoral a nivel local, departamental y nacional que les permitan a todas las instituciones del Estado con responsabilidades en las elecciones saber que está pasando y puedan articular acciones por la transparencia. Estos espacios deben tener un componente importante sobre la seguridad de candidatos y candidatas y la participación de todas las
agrupaciones políticas. Sin embargo, la transparencia pasa por campañas y partidos políticos comprometidos con ella, de nada sirven autoridades más vigilantes cuando partimos del hecho de que existen campañas que no le juegan limpio a la competencia electoral.

¿Cómo se prepara la MOE para las próximas elecciones y en regiones como el Huila cómo se va a desarrollar?
En este momento estamos en observación preelectoral, afinando las variables de riesgo por municipio que permitan a las autoridades locales focalizar esfuerzos para mitigar problemas en las elecciones. En el departamento estamos hablando de tener observación en los
municipios con aproximadamente 100 ciudadanos y ciudadanas voluntarias.

 

 

Comentarios