La fotografía muestra la magnitud de la pérdida de la bancada de la carretera nacional que une a los municipios de Gigante y Garzón.

A la difícil situación que desde hace quince meses se presenta con Pericongo en la vía nacional Neiva-Pitalito, se sumó ahora otro grave problema. El deslizamiento de una parte de la banca en el kilómetro 21 sobre el tramo entre los municipios de Gigante y Garzón (calzada norte-sur), que dejó desde la madrugada de ayer el paso vehicular restringido.

En el evento, hubo unos 30 metros de longitud de desprendimiento de la banca, pero además, las aguas de la represa El Quimbo socavaron la vía a lo largo de 160 metros, y podría estar amenazando con terminar de derribar todo ese tramo. Así lo pudo percibir un equipo de revisión que se desplazó hasta la zona de la emergencia, encabezado por el gobernador Carlos Julio Gonzales Villa, Enel-Emgesa, el Instituto Nacional de Vías, la interventoría a la concesión ANI, Gestión del Riesgo, las Alcaldías de Gigante y Garzón, la Policía Nacional, cuerpos de socorro y Cámara de Comercio de Neiva.

A través de un comunicado, Enel-Emgesa mencionó que pidió inmediatamente a la firma Ingetec un estudio para conocer las causas raíces de este evento. Una de las primeras hipótesis que evalúa la empresa es que probablemente el aumento del nivel del embalse pudo provocar el deslizamiento, pero que esto se conocerá con mayor profundidad en el estudio que se adelanta. “Así mismo, la época invernal que se presenta ha generado oleajes importantes, que también pudieron acelerar la situación. Como Compañía estamos inspeccionando todos los tramos de las vías para identificar qué situación se está presentando y si hay algunas otras posibles zonas de riesgo”, manifestó la empresa.

Enel-Emgesa aclaró que el tramo exacto donde se presentó el deslizamiento, es donde se empalmó el tramo sustitutivo construido por esa empresa, y en el cual sólo se han realizado trabajos asociados a la carpeta asfáltica y no en la fundación o estructura del pavimento.

Ayer mismo, Enel-Emgesa se comprometió a levantar un concepto evaluativo y a ejecutar las soluciones necesarias en coordinación de las autoridades con el fin de reparar la vía y rehabilitar el tránsito normal, tal como quedó registrado en el Acta de la reunión sostenida.

 

A la espera de un concepto evaluativo

Con presencia del ingeniero Julio Santafé, Emgesa se encuentra desde el día de ayer haciendo la evaluación en el punto y en los puntos potencialmente críticos. Hoy estará a cargo la empresa Ingetec quienes revisarán la geotecnia y emitirán concepto evaluativo y recomendaciones. Con base en este informe, Enel-Emgesa hará un diagnóstico y trabajará en la solución a la problemática. Como fue quien intervino la vía, hasta el kilómetro 21,163, una vez realizado el diagnóstico, se comprometió a ejecutar las soluciones que se deriven, directamente o, a través de su garante.

Se solicitó a la ANI permitir inmediatamente a Enel-Emgesa una vez dadas la evaluación geotécnica y concertada la solución con las autoridades competentes, la intervención que se sugiera como solución a esta situación. En un término máximo de tres días se debe tener un diagnóstico y plan de acción y/o antes, indicó el Gobierno Departamental.

El colapso de la vía entre Neiva y Garzón, debido al parecer a la elevación de los niveles de llenado de la represa El Quimbo, socavó la vía a lo largo de 160 metros, originando su cierre.

Cierre vial

El cierre total de la vía para preservar vidas humanas fue recomendado por la Unidad de Riesgos, al igual que por el geólogo de la Gobernación del Huila y por Invías, y se espera la respectiva resolución a cargo de la autoridad nacional competente. La empresa Aliadas solicitó también a la autoridad el cierre de la vía.

La vía pertenece jurisdiccionalmente al municipio de Gigante, lo que es importante para una posible declaratoria, para lo que se hará reunión hoy a las 4 de la tarde con Consejo Municipal de Gestión del Riesgo de Gigante.

Desde el primer momento de ocurrido el evento, personal de la Policía de Tránsito y Transporte atendió la emergencia, realizando señalización y regulación en la zona. En el sitio se encuentran presentes también Bomberos y Defensa Civil articulando el plan de contingencia.

Inicialmente Policía Vial recomendó a los conductores dos vías alternas, que alargan aproximadamente una hora más el trayecto. La primera, para carros de dos ejes, Garzón – Corregimiento Zuluaga – Silvania – Gigante. La segunda, para transporte pesado, Garzón – El Agrado – El Pital – La Plata – Tesalia – cruce Puerto Seco – Neiva.

Para dar solución al tema del suministro de gas al centro y sur del Huila, el Gobierno Departamental señaló que se articulará con Surgás y Alcanos para no permitir el desabastecimiento.

 

Estaría 3 meses cerrada

El veedor nacional de vías, Alfredo Gómez, cuestionó que la carretera fue hecha de manera ligera y debido a ello se presentó la afectación en el terreno. “Esto es una responsabilidad del Gobierno Nacional, de la ANI y que tiene que presionar a Emgesa que fue la que contrató a las personas que hicieron esta obra un poco mal hecha porque no hicieron los estudios de suelo y geológicos bien hechos para que el proyecto tuviera durabilidad”, dijo Gómez.

Advirtió que al menos por 90 días podría estar cerrada totalmente esta vía. “Yo calculo que entre tres meses máximo duraría volver a construir un muro sí lo hacen por emergencias”.

El representante a la Cámara, Jaime Felipe Lozada, en su cuenta de Facebook publicó la conversación que sostuvo con el director del Instituto Nacional de Vías INVIAS, Juan Esteban Gil, en la que le solicitó de manera urgente una solución a la grave emergencia vial que se está padeciendo en el departamento.

El Director sostuvo que la vía es de la ANI, y que sin embargo por la gravedad de la situación, se está analizando desde el Invías el problema por indicaciones de la Ministra de Transporte, verificando posibles intervenciones, posibles riesgos y rutas alternas.

El gobernador Carlos Julio González Villa viajó a la zona, con ingenieros de varias entidades revisando la situación.

“Exigimos acciones inmediatas”

Bellaneda Delgado, gerente del Terminal de Garzón, se mostró preocupada. “Nos genera una situación muy complicada en el tema de movilidad ya que la pérdida de la bancada fue en el esta vía del centro del departamento del Huila y que une también a los departamentos de Putumayo y Caquetá, por lo tanto esto afecta a todo el comercio en general y a todos los habitantes de estos tres departamentos”, sostuvo.

A su vez, el presidente de la Cámara de Comercio de Neiva, Ariel Rincón Machado, realizó un fuerte pronunciamiento sobre el colapso de la vía entre Neiva y Garzón, el cual calificó también como muy grave. El alto ejecutivo envió una comunicación al viceministro de Infraestructura del Ministerio de Transporte, Manuel Felipe Gutiérrez, exigiendo acciones urgentes de solución, sumado a las peticiones realizadas previamente en la más reciente visita del jefe de esa cartera al municipio de Pitalito, para entregar un informe sobre la concesión Pitalito-Mocoa-Santana.

“Es lamentable la situación que nos ha sorprendido a todos los huilenses el día de hoy. Se hace urgente tomar acciones que solucionen el tránsito y la movilidad en este sector, unido a las peticiones hechas previamente en Pitalito sobre Pericongo, que logren enmendar lo más pronto posible el colapso de esta vía”, manifestó el presidente de la entidad.

En la comunicación también indicó “que el Gobierno Nacional le exija a Emgesa, constructora de la represa El Quimbo y las vías para la operación del llenado, responder con total celeridad, pero además, hacer una minuciosa revisión para que este tipo de hechos no sucedan de nuevo y por el contrario, se realicen las obras de contingencia que logren subsanar riesgos y afectaciones a toda una región, con total perjuicio para la economía y la conectividad del sur del país”.

 

Afectaciones a la economía de la región

Sin duda, este hecho perjudica notablemente la conectividad del departamento y sur del país, incidiendo además en la movilidad de quienes permanentemente transitan esta vía. Al respecto, algunos empresarios del departamento, alzaron su voz de preocupación y exigieron celeridad ante el problema, tal como lo mencionó Luis Mauricio Rivera, gerente de Coocentral en el municipio de Garzón. “Preocupados porque uno no ve qué hacer, en el corto plazo, si la vía ha estado en una situación de abandono durante más de seis meses y ahora con esta situación, qué podemos pensar las empresas que trabajamos y que necesitamos el transporte para llevar a cabo los procesos de comercialización. Las vías alternas adecuadas tampoco nos permite movernos hacia las capitales debido a que no permiten el flujo de vehículos pesados”.

El empresario fue más allá al referirse a los impactos de este hecho a la economía de la región. “El impacto es total. Nosotros exportamos y comercializamos. Estamos pendientes de enviar tracto mulas a los puertos y de traer insumos para las regiones. Cerrar esa vía, que es el único tramo que permite el transporte pesado, va a bloquear el flujo de la economía. Por eso insistimos en la urgencia de solucionar cuanto antes la situación, porque las afectaciones económicas son inmensas”, concluyó el empresario.

 

Comentarios