Los tres escenarios para recuperar el estadio de Neiva

Antes de octubre, la Universidad Nacional presentará las tres alternativas para terminar la polémica remodelación del escenario deportivo. Las opciones probables contemplan la demolición, la reconstrucción y la reparación. Arreglar todo el estadio costará 100 mil millones de pesos.

0
1166
La Universidad Nacional presentará en octubre las alternativas de solución, incluyendo la eventual demolición.

RICARDO AREIZA

Unidadinvestigativa@lanación.com.co

Antes de terminar el año, la administración municipal, el Gobierno Nacional y Coldeportes, habrán definido una solución concreta frente a la fallida remodelación del estadio de fútbol ‘Guillermo Plazas Alcid’.

“Lo evidente, es que hay un claro compromiso del Gobierno Nacional para encontrar la mejor solución y garantizar la terminación de la primera fase”, confirmó el alcalde de Neiva, Rodrigo Lara Sánchez, luego de una reunión sostenida con el director nacional de Coldeportes, Ernesto Lucena.

La Universidad Nacional debe presentar antes de octubre próximo las opciones posibles, la hoja de ruta, el volumen de obras, las líneas de actuación, los cálculos, tiempos y el tipo de obras que se requieren para terminar la primera fase que había sido contratada.

“Vamos a encontrar una fórmula para lograr una continuidad del proceso constructivo bajo un escenario de mínimo riesgo. En esto estamos avanzando. No tenemos todavía una respuesta definitiva. La Universidad Nacional está en la fase final de la consultoría para proponer las alternativas. De esas opciones, dependerá finalmente la decisión que se tomará”, explicó Lara.

“Eso sí le puedo garantizar que cualquiera que sea la solución definitiva se tomará en forma conjunta con el Gobierno Nacional y Coldeportes, eso está plenamente ratificado”, señaló Lara Sánchez.

El tema no es fácil. Ni barato. Cualquiera de los escenarios posibles, demandarán entre 40 mil y 15 mil millones pesos  “La cantidad de falencias adicionales encontradas en el proceso constructivo, como lo ratificaron los técnicos, hace que los recursos que se necesitan para terminar esta obra sean mayores.

Los costos

La remodelación del escenario deportivo costaba inicialmente 45.658 millones. La primera etapa contemplaba la adecuación y construcción de las tribunas oriental y occidental, adecuación de la cancha, camerinos, baterías sanitarias, sala de prensa y otros servicios.

El proyecto original fue modificado y se propuso ejecutarlo por fases. La primera, correspondiente a la tribuna occidental quedó paralizada tras el desplome. Esta primera etapa, tenía un presupuesto de  28.884 millones de pesos que no pudo ejecutarse por la tragedia. Quedo un pequeño saldo sin ejecutar. Terminarla demandará otra cuantiosa inversión, incluyendo el reforzamiento estructural.

“Terminar las otras tribunas puede costar alrededor de 60 mil millones de pesos. La sola tribuna occidental puede costar adicionalmente otros 40 mil millones de pesos”.

Los tres escenarios

Terminar las otras tribunas puede costar alrededor de 60 mil millones de pesos. La sola tribuna occidental puede costar adicionalmente otros 40 mil millones de pesos.

“De entrada se requerirán por lo menos cien mil millones de pesos, entonces aquí debe intervenir también la Presidencia de la República y Coldeportes, cuyo concurso ha sido reiterado por el Jefe del Estado y por el director de Coldeportes”, aseguró Lara.

El estudio técnico de alternativas contempla tres escenarios posibles. El primero, el más radical, demolición y reconstrucción de la tribuna occidental. Borrón y cuenta nueva. El más sencillo pero el más complejo. Hacerlo, implicaría perder la inversión ejecutada, lo que podría originar un detrimento patrimonial.
El costo aproximado ascendería, preliminarmente a 40 mil millones de pesos adicionales a lo ya ejecutado.

El segundo escenario contempla la reparación de la parte afectada por el colapso, la realización de un nuevo estudio de vulnerabilidad, ejecutar el reforzamiento estructural y la recuperación de la zona uno, incluyendo los camerinos principales, las obras exteriores de urbanismo, los acabados generales de los últimos niveles y la reconstrucción de las rampas. El costo aproximado, ascendería a 35 mil millones de pesos.

El tercer escenario, contempla el ajuste en los diseños, la supresión de algunas obras inicialmente contempladas, incluyendo por supuesto, el reforzamiento estructural. Esta alternativa, la más económica, costaría alrededor de 15 mil millones de pesos. Aunque no incluye todo lo previsto, puede ser funcional.

“Siempre se habló de esos tres escenarios posibles pero sólo habrá una propuesta concreta cuando se termine el estudio, no hay hasta el momento ninguna opción definida”, indicó Fernando Iglesias, jefe de Contratación.

En planta blanca

Para terminar la obra,  la administración sólo cuenta actualmente con  9.699 millones de pesos provenientes de las multas pagadas por el incumplimiento del contrato (5.775  millones de pesos) y un saldo sin ejecutar de 3.924 millones de pesos.

Las compañías de seguros consignaron en diciembre de 2018 los recursos derivados de la caducidad decretada el 4 de octubre de ese año.

La terminación de la obra se financiará con los recursos aportados por las compañías de seguros al declararse el siniestro de incumplimiento y la caducidad de los contratos. Los recursos ascienden a 5.775 millones de pesos, consignados el diciembre de 2018.

La Compañía Aseguradora de Fianzas (Confianza) devolvió la suma de 5.449 millones de pesos correspondiente a la póliza única de cumplimiento que amparaba el contrato de obra civil. La suma equivale al 20 % del valor del contrato destinado a cubrir los perjuicios causados. De este valor, 2.724 millones se cancelaron por los daños y perjuicios ocasionados y 2.724 millones por la cláusula penal pactada en el contrato

La aseguradora Solidaria consignó además por el mismo concepto otros 326,94 millones de pesos correspondientes al valor de la póliza, pactada en el contrato de interventoría No. 1760 suscrito el 18 de diciembre de 2014.

A estos valores se suman los recursos que no se alcanzaron a invertir. El monto pendiente por ejecutar de la primera fase asciende a 3.924 millones de pesos.

El estudio técnico determinará con exactitud las obras que deben ejecutarse para que habilitar la tribuna en condiciones de calidad y seguridad. Es posible que algunas sean descartadas y sean reemplazadas por otras más urgentes.

Las prioridades

Según las primeras recomendaciones de la Universidad Nacional debe desmontarse totalmente la cubierta porque estado actual de las conexiones soldadas que componen la estructura metálica genera un alto nivel de incertidumbre. Las fallas detectadas en el diagnóstico inicial comprometen a resistencia, durabilidad y seguridad de la estructura. Por lo tanto, los consultores recomendaron el desmonte total de la cubierta.

Antes del desmonte de la totalidad de la estructura metálica, deben demolerse los muros y losa de la rampa de acceso a la tribuna occidental ya que presenta desplazamientos y un alto grado de agrietamiento. El sistema de concreto reforzado que conforma la rampa perdió resistencia y durabilidad y amenaza peligro.

Comentarios