Foto: Sergio Reyes.

El gobernador del Huila, Carlos Julio González Villa, ratificó este sábado su constante compromiso con los habitantes de Colombia, hoy afectados por las crecientes del río Ambicá.
González Villa presidió en el municipio, en compañía de las autoridades militares, regionales y locales, un encuentro para evaluar y coordinar las respuestas y acciones que permitan mitigar lo antes posible las dificultades viales.
“Hemos podido comprobar que, por fortuna, no hay desabastecimiento de alimentos y no hay pérdida de vidas humanas”, destacó el Gobernador, quien confirmó que en tanto se ejecutan las tareas en el acueducto, habrá tres carros tanques disponibles para abastecer de agua a la comunidad el próximo lunes.
Hoy, se encuentran en la zona dos, uno del Ejército y otro de la Gobernación.

Acciones
Las obras que la Gobernación del Huila ejecuta desde el año 2016 han funcionado, a pesar de las dificultades, en especial en la protección del puente El Milagro.
Junto a la alcaldesa Adelia Guzmán, a la Policía y Ejército, y dependencias como las Secretarías de Gobierno, y Vías e Infraestructura, se definieron varias tareas que complementan las acciones ya en marcha.
Estas obras incluirán una vía variante, el reforzamiento de las obras de manejo hidráulico del río Ambicá con gaviones y jarillones, y la continuación de las obras para restablecer el suministro de agua con la reposición de la red de seis pulgadas.

Nuevo encuentro
El martes próximo, en Neiva, el gobernador González Villa presidirá una evaluación para determinar nuevas tareas y revisará la marcha del proceso desarrollado.
Simultáneamente, se examinará la declaratoria de calamidad pública para disponer también de recursos nacionales en la atención de la situación.

Comentarios