Por: Eduardo Gutiérrez Arias

En el Huila, como en todo el país, el próximo viernes 26 de julio se realizarán concentraciones y manifestaciones convocadas por organizaciones sindicales, políticas y sociales para protestar por la cadena de crímenes que se vienen cometiendo contra líderes sociales en número que se acerca a los 600 dirigentes entre quienes figuran 170 excombatientes y familiares de los desmovilizados de las FARC, crímenes sucedidos después de la firma de los acuerdos de paz e intensificados desde la posesión del presidente  Duque el pasado 7 de agosto. Estos asesinatos han ocurrido en los lugares donde antes las FARC tuvieron su mayor presencia política y militar como Nariño, Cauca, Putumayo, Chocó, Norte de Santander y Arauca. En esas zonas debería estar operando una reforma agraria integral pactada en los acuerdos de La Habana, para devolverle las tierras a los campesinos de las que fueron despojados, hacer sustitución de cultivos ilícitos por otros de carácter lícito, generar una presencia eficiente del Estado en educación, salud, vivienda, mejoramiento de vías, comercialización agropecuaria, organización de pequeños productores, etc., pero esa presencia del Estado ha brillado por su ausencia y el vació de poder está siendo llenado por todos tipo de organizaciones criminales como bandas paramilitares, narcotraficantes, delincuencia organizada y guerrillas del ELN y disidencias de las FARC.

Esta campaña criminal contra defensores de Derechos Humanos y dirigentes populares ha generado la alarma en organismos internacionales garantes de los acuerdos de paz como la ONU que ha enviado sus delegados a reclamarle al gobierno por su inoperancia en la protección de los líderes y a pedirle planes y medidas eficaces de defensa de la vida. En el Congreso de la República, parlamentarios como Gustavo Petro, Iván Cepeda, Roy Barreras, Fernando Velazco, Ángela Robleda, Aida Avella y otros, unidos a negociadores de paz y exministros del gobierno Santos como Humberto de la Calle, Juan Fernando Cristo, Guillermo Rivera y diversas organizaciones sociales, crearon la ONG “Defendamos la Paz” una de las impulsoras de esta jornada del 26 de julio.

En el Huila la actividad viene siendo promovida por entidades como ASOCOPH, ADIH,  CUT, la USO, más otras organizaciones sindicales y ONG defensoras de derechos humanos. La cita con la paz y la vida en Neiva el próximo viernes es frente al edificio de la alcaldía en la calle 10 con carrera 5 a las 5:00 de la tarde. En otros municipios como Pitalito, Garzón y La Plata, será a la misma hora en los parques principales.

Comentarios