¿Es posible que una obra lleve una década y que no hayan podido terminarla? Lamentablemente, sí es posible y está ocurriendo en el departamento del Huila, que tristemente, se convirtió en el ‘campeón’ de los ‘elefantes blancos’. El proyecto del distrito de riego Tesalia-Paicol, anunciado con ‘bombos y platillos’ hace 10 años, está estancado en medio del abandono, tal como lo registró en sus páginas LA NACIÓN.

De acuerdo con la Contraloría General de la República, el distrito de riego tampoco pudo terminarse como estaba contemplado en el último contrato. “El objeto del contrato no se cumplió a cabalidad. Las obras civiles y complementarias no se terminaron. La conducción principal, la cámara de presurización, el paso elevado sobre el río Negro quedaron inconclusos”, aseguró el organismo de control. Lo mismo sucedió con varios tramos en los sistemas de distribución y la adecuación predial. En estas condiciones tampoco cumplió el objeto del proyecto: dotar de riego a 3.823 hectáreas para incentivar la producción en el occidente del Huila.

El siguiente dato es increíble pero cierto: el distrito de riego Tesalia-Paicol debió entrar en plena operación en junio del año 2011. Nueve años después, sigue inconcluso y la obra está al garete. El total de inversiones ejecutadas desde hace nueve años ascienden a $223.994 millones, una de las más altas inversiones que se hayan destinado para un proyecto de mediana irrigación. El último reporte indica que los contratistas recibieron la totalidad de los recursos y el avance del proyecto es del 80%.

La advertencia de la Contraloría es tajante: “Teniendo en cuenta que las obras ejecutadas en desarrollo del contrato de obra 039 de 2014 se recibieron hace cuatro meses y que el proceso está en proceso de liquidación, existe un riesgo inminente de que el proyecto en el corto plazo se convierta en un elefante blanco”.

No es posible que jueguen así con los huilenses. Vale la pena preguntar por qué la dirigencia regional no ha sido lo suficientemente firme para exigirle al Gobierno Nacional la terminación de la obra.

Comentarios